Llega el verano y con él, como cada año, el European Ecommerce Report 2019 de la Ecommerce Foundation y Eurocommerce (puedes descargarlo gratuitamente en nuestra Know Box). Este informe recoge los principales datos, cifras y tendencias del sector del comercio electrónico en Europa y proporciona información detallada sobre cada uno de los mercados europeos, entre ellos España.

Los datos que recoge el European Ecommerce Report 2019 reflejan que el comercio electrónico B2C en Europa continua en auge. De hecho esta previsto que su volumen de negocio se incremente en un 14% en 2019 llegando a los 621.000 millones de facturación.

Europa Occidental y los países del sur de Europa continúan siendo los principales mercados digitales dentro del continente y con bastante diferencia con respecto a los países del Centro y del Este de Europa.

Concretamente en España se prevé una facturación total por encima de los 33.500 millones de euros en 2019, lo que supone un crecimiento del 20% con respecto al ejercicio anterior. Por otro lado, la contribución al PIB del ecommerce en nuestro país es del 2’69%.

Resumen de la situación del comercio electrónico en España. Fuente: European Ecommerce Report 2019

Otro dato que sigue aumentando año a año, es el gasto medio por consumidor. Concretamente, en el conjunto de Europa, este dato ha mejorado en el último año pasando de los 1.346 euros a los 1.460 euros.

Frenos para el comercio electrónico en España y en Europa

A tenor de los resultados del informe European Ecommerce 2019, parece que las cosas marchan bien en el ámbito del comercio electrónico en Europa y que los esfuerzos de la Unión Europea por crear un Mercado Único Digital cohesionado y potente, poco a poco van dando sus frutos. Sin embargo, todavía hay aspectos, que podrían mejorarse y en los que debemos seguir trabajando. Y, entre ellos, destaca, en gran medida, el de las ventas transfronterizas.

Porcentajes de ventas online internacionales en los países de la Unión. Fuente: European Ecommerce 2019

En el citado informe se concluye en países como Malta, Chipre o Luxemburgo, con mercados internos débiles, las ventas transfronterizas están a la orden del día con porcentajes que suponen un 89%, un 83% y un 82% del total, respectivamente. Pero no sucede así en el resto de países.

En España, por ejemplo, según los datos del tercer trimestre del 2018 publicados por la CNMC (puedes descargar aquí la nota de prensa con todos los datos), las webs de comercio electrónico en España se han llevado el 52,7% de los ingresos en el tercer trimestre de 2018. El 47,3% restante se corresponde con compras con origen en España realizadas en páginas de fuera de nuestras fronteras. El saldo neto exterior, es decir, la diferencia entre lo que se compra desde el extranjero a sitios webs españoles y lo que se compra desde España al extranjero, arroja un déficit de 2.863 millones de euros. Por número de transacciones, el 59,7% de las compraventas se registra en webs extranjeras mientras que el 40’2% se realiza en webs nacionales.

En cuanto a la facturación las diferencias también son sensibles. El volumen de negocio de las transacciones con origen en España y dirigidas hacia el exterior ha sido de 4.787 millones de euros, un 36,8% más que en el tercer trimestre del año anterior, con un 94,5% de las compras hacia la Unión Europea.

Por su parte, las ventas desde webs españolas al exterior han supuesto una facturación de 1.924 millones de euros, un 46,2% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior, con un 71,7% de las compras desde la UE.

 

Evolución trimestral de las transacciones de comercio electrónico segmentadas geográficamente en España desde 2013 (millones de transacciones. Fuente: CNMC

En este otro gráfico podemos ver como se distribuye el volumen de transacciones de comercio electrónico entre España y el resto del mundo. Es decir, desde dónde nos compran. Y como se puede apreciar, la Unión Europea es el mercado más potente para el negocio del comercio eletrónico en nuestro país.

Volumen de negocio del comercio electrónico desde España con el exterior por áreas geográficas. Fuente: CNMC

¿Y por qué resultan tan complejas las ventas transfronterizas?

Llegados a este punto sería bueno analizar, el por qué a los españoles y a los europeos, nos cuesta tanto comprar y vender fuera de nuestras fronteras. En el informe elaborado por la Ecommerce Foundation y Eurocommerce, se recogen cuáles son las principales reticencias de los compradores online europeos y si las analizamos detenidamente veremos que en las ventas transfronterizas se concentran los principales reparos o prejuicios que los europeos tenemos a la hora de comprar y que podríamos resumir en:

  • La logística- Los tiempos de entrega, el precio de los gastos de envío.
  • La confianza – cómo se gestionan las devoluciones, paquetes dañados, garantía y servicio técnico.
  • Los métodos de pago – Los sistemas de pago seguro, la gestión de impuestos como el IVA.

Desde Bluered, en un proyecto realizado en colaboración con la Unión Europea, analizamos en distintos artículos, infografías y charlas las problemáticas del Mercado Único Digital Europeo (y cómo se están tratando de minimizar), entre ellas la logística, la gestión de impuestos como el IVA, la confianza en el momengo del pago o el elevado precio de los envíos de paquetes internacionales.

En este enlace puedes ver todo el contenido que publicamos en el proyecto sobre el Mercado Único Digital Europeo.

Los marketplaces, la ¿solución? para los pequeños comerciantes

Tal y como ya apuntaba el European Ecommerce Report 2018, durante este año los comerciantes europeos han continuado apostando por los marketplaces para tratar de salvar todas las reticencias de los compradores. Cada vez más pequeñas empresas de comercio electrónico se unen a grandes plataformas o marketplaces puesto que a los consumidores les confieren seguridad y confianza.

Estos marketplaces también tienen más medios, económicos y tecnológicos, para facilitar la compra a través de los smartphones (la app de amazon es un ejemplo óptimo de facilidad en la compra a través del móvil), mejores acuerdos con empresas de mensajería, políticas de devoluciones claras… o inversiones en big data o la inteligencia artificial.

En los siguientes gráficos podemos ver cuáles son los marketplaces favoritos de los europeos, según su país de residencia. Lo que está claro, es que sea cuál sea, todos ellos lideran el ranking de las páginas web líderes en venta.

 

Escribe aquí tu comentario