fbpx

A principios de abril, más de 3.000 empresas y profesionales muy heterogéneos (desde empresarios de organizaciones y marcas tan conocidas como Chocolates Valor, hasta rostros tan populares como el de Santiago Fernández “El Monaguillo” o profesionales anónimos como José Antonio Sánchez, taxista) lanzaron la campaña “Esto no tiene que parar”. Nosotros creemos a pies juntillas en ello y hemos sacado imaginación y fuerzas, junto con todos vosotros, para seguir trabajando. Por eso, en los seis primeros meses de este “peculiar 2020”, donde lo único seguro es que no hay nada seguro, hemos seguido fieles a nuestro propósito y valores y hemos continuado, como siempre, con el objetivo de seguir siendo un motor de evolución para quienes quieren hacer las cosas de forma diferente.

Por ello, nuestra red – Blue red- ha podido ser consciente de que la carrera profesional es un camino con altibajos, no un destino y que ese camino solo puede hacerse andando por el lugar adecuado, evitando inercias y miedos, caminando junto a la gente adecuada en cada momento vital y profesional… Tuvimos la suerte de diseñar esa ruta con una guía de lujo.

Además, ha sido capaz de entrenar su cerebro. Porque como decía Ramón y Cajal: “todo hombre, si se lo propone, puede ser escultor de su propio cerebro”. Por eso, en febrero nos pusimos manos a la obra para mejorar nuestras capacidades mentales, al igual que hacemos con las físicas. Asimismo, ha descubierto cómo desarrollar su ADN innovador a través de los procesos y el comportamiento, pese a las barreras, mediante la observación, la creación de redes, la experimentación, el pensamiento crítico y la habilidad asociando conceptos.

Por si todo esto fuera poco, y dados los extraordinarios condicionantes que 2020 nos ha planteado, ha aprendido algunos “trucos” que pueden contribuir a reducir nuestro estrés y que todos podemos incorporar a nuestra vida cotidiana. Pero, además, ha aprovechado el tiempo, analizando cómo llegar a ser bilingüe, invirtiendo bien el tiempo en el aprendizaje de un idioma y ha dedicado parte de su tiempo a pensar, aprender y comunicar de una forma diferente: de forma visual.

Igualmente, algunos de los miembros de nuestra red (presencialmente o en remoto) han podido aprovechar el semestre formándose y generando nuevas ideas y perspectivas para, no sólo resistir o aprovechar la situación actual, sino prepararse para la salida de ésta y para la incertidumbre que la rodea, en relación con cuestiones focalizadas en:

¿Te ha gustado? Compártenos:

Escribe aquí tu comentario