fbpx

La formación continua es un gran reto que deben afrontar las empresas hoy en día. Adaptarse y evolucionar a la vez que lo hace el mercado laboral es fundamental para alcanzar los objetivos.

El mundo actual es un mundo inmediato que necesita respuestas rápidas, sencillas y efectivas. Por ello, el microlearning se ha convertido en una opción extraordinaria para hacer frente a esto. De esta manera, el microlearning se ha ido abriendo paso poco a poco en el mundo del e-learning corporativo, situándose como una de sus tendencias más importantes e interesantes.

¿En qué consiste el Microlearning?

Esta metodología de aprendizaje se centra en la adquisición de conocimientos a través de microcontenidos, es decir, pequeñas píldoras de información cuyo objetivo es hacer que los empleados puedan llevar a cabo su trabajo de forma mucho más eficiente, al contar con recursos siempre accesibles.

El microaprendizaje o microlearning es una manera diferente de aprender, que consiste en fragmentar los contenidos didácticos para adquirir determinadas competencias.

El Microlearning es una estrategia de enseñanza definida por contenidos de corto tiempo de duración. Normalmente estos contenidos se enfocan en tips o datos interesantes y didácticos. Es decir, que pueda ser captado y asimilado fácilmente por las personas. Por esta razón el Microlearning se posiciona como  una metodología extremadamente eficiente para compartir información relevante, para reforzar el contenido previamente enseñado o para ampliar la información sobre un tema del que las personas ya tienen conocimiento.

Este aprendizaje se crea en pequeños pasos, que al enlazarse unos con otros, crean un conocimiento más completo y profundo. Una de sus principales características es que se realiza en un corto espacio de tiempo y se puede llevar a cabo en cualquier lugar, sin depender de lugares físicos ni de sistemas tradicionales. Es cómodo, rápido y eficiente.

Esta fórmula se presenta como uno de los mejores modelos elearning para la formación, ya que da una gran cantidad de posibilidades de formación tanto a los usuarios como a las empresas. Vamos a ver cuales son sus principales beneficios en ambos casos.

Beneficios de aplicar el microlearning en la empresa

El microlearning es una estrategia de aprendizaje combinado, en la que se une la demanda de información (just in time) y los citados microcontenidos. Este aprendizaje, que se lleva a cabo a través de pequeños módulos, favorece la asimilación de nuevos conocimientos y conceptos de una manera mucho más rápida y más eficaz, según apunta la Journal of Applied Psychology.

En este sentido, Hermann Ebbinghaus llevó a cabo un estudio en el año 1885 sobre la denominada ‘Curva del olvido’ , que ilustra cómo nuestro cerebro, a lo largo del tiempo, va experimentado una pérdida de la información. La curva del olvido muestra que normalmente tardamos en olvidar la mitad de lo que hemos aprendido en unos días o semanas, a no ser que lo repasemos. Ebbinghaus al estudiar este fenómeno llegó a la conclusión de que para que nuestro cerebro absorba algo de forma permanente se han de dar dos factores: un aprendizaje de calidad y la repetición. El microlearning se convierte en una gran herramienta para esto.

Los microcontenidos están a disposición del trabajador, decidiendo ellos qué, cuándo y cómo quieren acceder a la información, puesto que suelen ser distribuidos en diferentes formatos, lo que hace que sean mucho más fáciles de asimilar. Todo esto favorece que la persona que acceda a esta información pueda reforzar o recordar todo lo aprendido. De esta manera la curva del olvido se podría controlar de manera considerable.

El microlearning puede ser utilizado en dos modalidades, es decir, como ayuda para reforzar y recordar conceptos y como un curso de formación completo. Aun así, uno de los objetivos fundamentales del microlearning es no sobrecargar de datos al alumno, evitando el riesgo de abrumarles con un exceso de información. Así pues, este tipo de cursos y píldoras informativas están orientadas a resolver un determinado problema y aportar una respuesta sencilla, rápida, útil y eficaz.

La retención del conocimiento es mucho mayor debido a que su estilo de aprendizaje consiste en la repetición de manera activa favoreciendo también su carácter reflexivo y dinámico. Así mismo, la asimilación de nuevos conceptos es más rápida debido a que el contenido es directo y breve, facilitando su comprensión.

Los empleados pueden recurrir a los contenidos que ellos deseen en el momento que quieran (just-in-time). Gracias a que toda la información se encuentra en la nube, pueden configurarse categorías para que la búsqueda sea mucho más rápida, optimizando los recursos y el tiempo.

Otro de los beneficios del uso del microlearning es el bajo impacto económico que implica, ya que favorece a la creación de contenidos de alta calidad sin suponer grandes inversiones de tiempo o dinero.

Principales ventajas de microlearning para los usuarios

  • Facilita la formación: mediante pequeñas píldoras de información o vídeos reducidos se aumenta en gran medida la atención e interés de los usuarios, mucho más que con los métodos tradicionales escritos.
  • Mayor retención de los conocimientos: gracias a las nuevas técnicas y recursos de formación que se aplican con el microlearning, el alumno permanece más atento e incorpora conocimientos con mayor rapidez.
  • Accesible en múltiples dispositivos: un plus del microaprendizaje es que puede diseñarse de tal forma que se puede visualizar en múltiples dispositivos como móviles, tablets, PC… etc.
  • Justo a tiempo: se puede acceder a la formación en cualquier momento, así los alumnos pueden formarse en el momento justo que mejor les convenga.
  • Ahorro de tiempo en formación: el ahorro del tiempo que consiguen los usuarios a la hora de formarse es muy notable. Además, los contenidos de un curso microlearning son cortos y concisos, ocupando al usuario solo un par de minutos al día. Teniendo en cuenta el ritmo de vida actual, esta fórmula se considera un gran avance para los alumnos que desean tener conocimientos rápidamente y que no les lleve mucho tiempo adquirirlos.
  • Motivador: los cursos de microlearning están divididos en diferentes fases o módulos que tienen que ir superando para finalizar el curso. Al superar progresivamente estos módulos, el usuario se automotiva. Esto consigue enganchar al usuario de tal forma que disfruta con el proceso y le incentiva para seguir aprendiendo.

Ideas para aplicar el microlearning a nivel corporativo

El microlearning conviene tenerlo en cuenta para la formación de los empleados. ¿De qué manera se puede aplicar a la empresa?

Planes de bienvenida. Los vídeos corporativos de presentación son mucho más fáciles de comprender que un manual de bienvenida tradicional. Además, es posible adaptar estos materiales a las necesidades específicas de cada empleado.

Herramienta de comunicación interna. Cuando la empresa tiene diferentes enclaves geográficos, lo ideal es unificar métodos de actuación. A partir de la elaboración de microcontenidos es mucho más fácil que esto se cumpla, puesto que podrán acceder a ellos para saber qué hacer en cada situación manteniéndose siempre fieles a la cultura corporativa.

Formaciones específicas. El microlearning es de gran utilidad para todos aquellos trabajos manuales que se llevan a cabo en exteriores. De esta manera, los trabajadores, en caso de duda, podrán recurrir a estas píldoras de información, aportando respuestas más rápidas y soluciones eficaces para los clientes.

Soporte a una formación presencial. En ocasiones se celebran sesiones de formación o reuniones en las cuales algunos de los implicados no tienen conocimientos previos sobre lo que se va a tratar. Una solución a este problema sería confeccionar pequeñas píldoras en las que se expliquen los asuntos más complejos, facilitando la interacción y colaboración de todos los participantes.

El microlearning es una gran herramienta para el refuerzo de conocimientos. No obstante, no deja de ser una vía complementaria. Recuerda que el microlearning es la estrategia indicada para el repaso de información sobre procedimientos del día a día, conocimiento de productos y/o servicios, habilidades simples y técnicas, entre otros. También es un método para reforzar conocimientos enseñados previamente. Sin embargo el Microlearning no resulta adecuado para abordar temas muy técnicos o complejos, sino como hemos comentado como un apoyo a las acciones relevantes a realizar en el día a día.

El microlearning es una de las principales tendencias que se están produciendo en el mercado de e-learning. Dentro de la formación corporativa tiene un papel cada vez más fuerte, ya que permite utilizar un modelo de aprendizaje en períodos de tiempo muy breves y los resultados son óptimos.

¿Te ha gustado? Compártenos:

Escribe aquí tu comentario