fbpx

Pablo Estevan es ingeniero en Topografía, Cartografía y Geodesia, estudios que realizó a caballo entre España y Alemania. Tras algunas experiencias laborales en ambos países, pusó rumbo a Canadá donde trabaja como Técnico de Laser Scanner. En esta entrevista nos cuenta su experiencia viviendo y trabajando en este país americano. 

¿Cuál fue tu primera experiencia internacional? ¿Qué te aportó?

La primera experiencia internacional que tuve a nivel académico fué a través de la beca Erasmus, hace 10 años ya. Decidí irme a Alemania porque un par de años antes había estado por allí de viaje y me atrajo mucho. Además por aquel entonces en Topografía no era un destino muy solicitado por lo que fué bastante fácil encontrar plaza. De hecho aquel año de la Escuela no creo que fueran más de diez personas para allá.

Esa experiencia fue un punto de inflexión en mi vida en muchos aspectos. Principalmente en lo personal por las amistades que se forjaron en aquel año.  El relacionarte con gente de orígenes muy diversos, el estar emancipado por primera vez, vivir en el extranjero y tener que lidiar con todo lo que se plantaba por delante en un idioma nuevo, son cosas que te hacer crecer. Pero lo más fascinante es el sentimiento de familia tan especial que se crea, cualquier persona que haya sido Erasmus estará de acuerdo. Por suerte he tenido ocasión de revivir ese sentimiento de familia en otros lugares, creo que soy muy afortunado en ese aspecto.

Tras tu paso por Alemania, regresas a España, ¿cómo fueron tus inicios profesionales aquí?

La vuelta a Valencia fué dos años después. Durante la beca Eramus hice mi proyecto final de carrera de Topografía y al año siguiente empecé el segundo ciclo de la carrera en la misma universidad alemana puesto que ambas universidades tenían un convenio que lo permitía.

A España vine para terminar este segundo ciclo, aunque luego, me surgió la oportunidd de realizar mi segundo proyecto final de carrera en otra universidad alemana y no me lo pensé.

Por tanto, mi experiencia laboral en España se limita a un año de prácticas. No puedo decirte que encontré dificultades, porque realmente yo estaba interesado en trabajar fuera de España. Mi búsqueda siempre estuvo enfocada en el extranjero.

¿Cómo surge la oportunidad de trabajar en Canadá? ¿Qué pusiste en la balanza de los pros y de los contras a la hora de tomar la decisión?

La verdad que un poco de rebote. Después de un contrato de prácticas bajo la beca Leonardo, de nuevo en Alemania, cómo no, no me renovaron y me quedé sin empleo. Alemania tampoco es la panacea y allí también hay empresas que se nutren de becarios… Así que empecé a buscar trabajo. Mi objetivo era quedarme en Alemania o encontrar algún empleo en los que se necesitara el alemán para aprovechar la ventaja que tenía. Pero también envié ofertas que me interesaban en otros lugares.

Un día, cuando me estaba preparando la cena, me llamaron para hacerme una entrevista en Canadá. Ni me acordaba ya de la oferta a la que me había inscrito hacía dos meses. Apagué el fuego e hice la entrevista. Unas semanas más tarde me volvieron a llamar y me seleccionaron.

La balanza estaba clara para mí, me contrataban para el puesto que yo buscaba, así que agarre mis bartulos y para Canadá. Ya llevaba unos cuantos años de acá para allá y necesitaba una estabilidad tanto profesional como geográfica. Era una oprtunidad que no quería perder. Contras siempre hay y más cuando hay 8.000 km entre medio, pero por suerte encontré mucho apoyo para emprender la aventura.

¿Qué diferencias has encontrado a la hora de trabajar en Alemania, Canadá y España?

Lo que conozco de la vida laboral española es básicamente por mis amigos y familiares, mi experiencia personal en ese aspecto es poca. En cualquier caso creo que en Canadá hay mucha más flexibilidad en los horarios, dependiendo del trabajo que se desempeñe obviamente. Los horarios habituales de trabajo en España me parecen una pérdida de tiempo tanto para la plantilla como para las empresas.

Por otro lado, aquí en Canadá el despido es muy barato para las empresas, tras 10 años si te despiden te pagan unas cuatro semanas, por lo menos en Alberta. Y cuando encuentras un nuevo trabajo empiezas de nuevo de cero en tus beneficios. Hay muy pocas vacaciones, yo durante los primeros 5 años tengo 15 días al año, que llegarían a un máximo de 25 después de 10 años en la empresa. Sin embargo, se pueden solicitar días sin cobrar si quieres más vacaciones o si no hay mucho trabajo en la oficina. Digamos que no hay necesidad de estar allí cuando no hay nada que hacer, lo cual es atractivo para mí ya que si no hay volumen de trabajo puedo tener más tiempo libre aunque no cobre, y no está mal visto. El ambiente de trabajo es bastante relajado y tienen una obsesión por la seguridad laboral que es interesante aunque a veces un tanto repetitiva. Creo que en el modo de trabajar y las relaciones laborales están mucho más avanzados que en España, en cualquier caso Alemania es la que conjuga mejor los beneficios sociales y laborales comparado con España y Canadá.

 ¿A qué te dedicas actualmente allí? ¿Cómo definirías tu trabajo?

Mi posición aquí es Técnico de Laser Scanner, mis tareas principalmente son la toma de datos con el Laser, procesamiento de datos, generación de modelos 3D y dibujo de planos, y realizar presupuestos para nuestros clientes. Por lo general desempeño el 70% de mi tiempo en la oficina y el 30% haciendo trabajo de campo, lo que conlleva cubrir grandes distancias, mayoritariamente en coche.

pabloestevan¿Hacia dónde te gustaría dirigirte profesionalmente? ¿Qué proyectos tienes?

Profesionalmente me gustaría formar parte de grupos multidisciplinares donde mi experiencia y habilidades puedan ser compartidas con las de otros profesionales de diversos ámbitos y realizar proyectos conjuntos.

Esto puede abarcar infinidad de campos y generar nuevos procesos y aplicaciones. Definitivamente me gustaría moverme  hacia un ámbito profesional cooperativo es lo que más me motiva para un futuro próximo.

En cuanto a la forma de vida en Canadá, ¿qué es lo que más te ha sorprendido?

Tal vez la estrucutura de la ciudad, en este caso Calgary. Es muy yankee por decirlo de algún modo. Tiene muchos grandes espacios, lo cual es positivo por un lado pero genera falta de interacción social. Yo me muevo en bici, y por suerte para la ciudad están avanzando en este aspecto, pero esta ciudad esta pensada y creada para el coche. Nunca había visto algo así. Un modelo de ciudad muy decadente en mi opinión. Para tener un millón de habitantes no hay gente por la calle como en ciudades europeas. Y eso le da sensación de falta de vida.

¿Qué crees que los canadienses deberían aprender de los españoles y viceversa?

En Canadá podrían aprender a hacer planes de última hora, y en España a respetear lo común.

¿Qué consejos darías a aquellos que se han fijado en Canadá como posible destino profesional?

En primer lugar buscar el tipo de visado que más le convenga, hay unos cuantos para poder tener un permiso de trabajo temporal, cada uno tiene sus particularidades y requisitos. Lo mejor es informarse a través de la Embajada de Canadá.

Después elegir dónde ir. Normalmente elegir una ciudad es lo más común. Toronto, Vancouver y Montreal son las más pobladas y las que tienen más movimiento. Aunque se puede vivir muy bien en Whitehorse, esto depende ya de cada cual y la experiencia que busque.

¿En qué sectores hay más necesidad de profesionales extranjeros en Canadá?

Hay necesidades y puestos en muchos ámbitos, solo hay que hacer una búsqueda para verlo.  Una cosa a tener en cuenta es que aquí se valora mucho la experiencia canadiense, pero no es imprescindible.

Te gustaría vivir y trabajar en España, ¿te planteas regresar en el corto o medio plazo?

Sé que me gustaría. Mi idea es volver, aunque no me marco ningun plazo. Cuando sienta que mi tiempo en Canadá ha llegado a su fin valoraré las posibilidades.

¿Te ha gustado? Compártenos:

Escribe aquí tu comentario