El objetivo principal de Blue Red es contribuir al desarrollo personal y profesional de nuestro socios, por eso todas nuestras actividades están orientadas a este fin. Este mes de octubre, en Blue red Madrid nos hemos centrado en un aspecto fundamental para el desarrollo de las personas: mejorar las habilidades comunicativas.

Madrid600Luz Martínez, Responsable de Markerting y Comunicación de Blue Red, ha impartido un taller sobre comunicación no verbal para ayudarnos a trabajar este aspecto de la comunicación y logar así tener un impacto positivo tanto en lo profesional como en lo personal.

En el taller se insistió mucho en la necesidad de trabajar la comunicación no verbal, ya que cuando tenemos que exponer una idea, un proyecto, o impartir una formación nos centramos en preparar un elaborado power point, en elegir los colores, las imágenes o  el contenido. Sin embargo nos olvidamos de una parte importantísima, acompañar y reforzar nuestro discurso con la comunicación no verbal.

Según Albert Mehrabian, en el proceso comunicativo el 7% de la información se le atribuye a la palabra, el 38% a la voz (entonación, proyección, resonancia, …) y el 55% al lenguaje corporal (gestos, posturas, movimientos de ojos, ..),  por lo tanto, controlar el lenguaje corporal es fundamental es nuestras relaciones sociales, puesto que dice más de nosotros que nuestras propias palabras.

En el taller nos centramos en como utilizar e identificar el conjunto de mensajes emitidos a través de gestos, posturas, expresiones o movimientos corporales, además de cómo controlar nuestra voz, tono, timbre e intensidad, para enriquecer nuestro mensaje.

Com no verbalEl principal consejo para una comunicación no verbal adecuada es moverse de forma natural, ser nosotros mismos, pero el mayor problema surge cuando los nervios o la presión nos paraliza y no nos permite comunicarnos como deseamos. Ante esta situación la única solución es práctica, práctica y práctica. La siguiente frase de Winston Churchill lo ejemplifica de forma magistral. “ Llevo toda la mañana ensayando la frase que improvisaré esta noche”.

Además trabajamos aspectos como evitar movimientos excesivos que despisten de nuestro mensaje, cómo presentarnos ante el público de la forma más adecuada en cuanto postura  y también actitud.

Quedó claro que sonreír  es fundamental para conectar con nuestra audiencia, así como la importancia de la mirada. Dirigir la mirada a todo el público de forma equilibrada. Estos fueron solo algunos de los consejos impartidos en el taller en el que se realizaron también algunas dinámicas para ayudarnos a comunicarnos no verbalmente.

Por otro lado además de trabajar sobre nuestra propia comunicación no verbal, vimos la importancia de aprender a leer las reacciones , gestos y miradas de nuestro interlocutor o audiencia. La comunicación no verbal nos permitirá obtener feedback sobre los efectos y resultados de nuestro mensaje. Por lo tanto, si queremos saber como comunicamos y qué trasmitimos, lo mejor es plantarnos ante la cámara  realizar nuestro discurso o presentación y empezar a pulir lo que no nos gusta.  Parece difícil, pero como todo, o casi todo en esta vida,  con trabajo y constancia se consigue.

Escribe aquí tu comentario