Un informe de enero de 2016 de We Are Social refleja que España es el país del mundo con mayor penetración de smartphones: un 80% de los españoles dispone de un teléfono inteligente. Aunque si nos fijamos en el uso que se le da a los smartphones en España veremos cómo nos alejamos de los primeros puestos del ranking en cuanto a navegación móvil (búsqueda y consulta de páginas web a través del teléfono) o la realización de compras a través de nuestros terminales. Un 90% del tiempo que los españoles destinamos a nuestros teléfonos inteligentes lo empleamos en el uso de aplicaciones fundamentalmente aquellas relacionadas con servicios de mensajería instantánea, redes sociales, juegos, google maps u otros sistemas de navegación GPS y la banca móvil.

 

No en vano, en España se descargan al día alrededor de 1’4 millones de aplicaciones móviles o lo que es lo mismo 16 apps por segundo. Como podemos ver la demanda de apps en nuestro país es enorme, pero también lo es la oferta. En Google Play, el mercado de aplicaciones para usuarios de Android, hay más de 2 millones de apps según AppBrain. Y en la App Store para usuarios de iPhone, otras tantas.

¿Cómo discernir cuáles de éstas aplicaciones nos van a resultar realmente útiles y cuáles simplemente van a consumir los recursos más preciados de nuestros terminales (batería y almacenamiento)?

Valoraciones, comentarios y rankings de las propias “tiendas”

Tanto Google Play como la App Store (y otras, como Microsoft Store o Blackberry World, conocedores de la dificultad que tienen sus usuarios a la hora de encontrar aquellas aplicaciones que necesitan, han creado todo tipo de rankings (las más descargadas, las más valoradas, las más nuevas, las gratuitas, etc.) y clasificaciones (por temáticas, precio, colecciones, etc.), además de contar con el clásico buscador.

Si una aplicación tiene millones de descargas y buenos comentarios de sus usuarios, es muy probable que su funcionamiento y sus funcionalidades sean buenas. Sin embargo, este tipo de rankings, no suele ser demasiado útil cuando se trata de aplicaciones nuevas o de aplicaciones minoritarias por su temática.

San Google

Para guiarnos dentro de inmensas tiendas como la de Google Play podemos hacer uso, como no, de “San Google” y utilizar algunos trucos que nos permitan encontrar aquello que buscamos, sobre todo en lo relativo a ofertas, promociones o temas muy concretos. En este artículo de El Androide Libre lo explican muy bien.

 Plataformas de recomendación de apps

En castellano destaca de App Date, que se vende a sí misma como la mayor plataforma de recomendación de apps en castellano.

Pero existen muchas otras. Por ejemplo, AppCrawlr y AppBrain, que cuentan con motores inteligentes de búsqueda semántica de aplicaciones que permite a los usuarios encontrar las mejores aplicaciones móviles mediante una búsqueda contextual.

También existen portales, comunidades virtuales, foros, etc. especializados bien en Android, en Apple o en un determinado modelo de móvil (no todas las aplicaciones funcionan igual en todos los teléfonos). Aquí listamos unas cuantas:

El problema de la adecuación o no de una determinada app a un determinado Smartphone se multiplica cuando hablamos de tabletas. Muchos diseñadores de apps no han tenido en cuenta las mayores dimensiones de la pantalla y sus diseños no se adaptan a esta nueva configuración o bien desaprovechan la mayor amplitud de la pantalla. Es por ello que existen páginas especializadas en apps para tabletas, como ésta.

De la mano de App Date, llegamos a otra fórmula para elegir las apps que más se adapten a nuestros gustos y necesidades:

Las apps que recomiendan apps

¿Cómo no se iban a crear apps que recomendasen otras apps si hay apps para todo? Los chicos de App Date han creado Atrappo, una especie de Guía Michelin de aplicaciones móviles. Pero no es la única, con un funcionamiento similar tenemos AppsDrop o AppShoper para iOS.

Sellos de Calidad

Hay ciertos sectores como la salud o el contenido para niños que son más delicados. Por ello, han surgido ciertas iniciativas que buscan que los usuarios puedan identificar aquellas aplicaciones que han pasado unos controles de calidad y de las que nos podemos fiar. Por ejemplo, la Junta de Andalucía, ha puesto en marcha un proyecto con el que quiere que aquellas aplicaciones relacionadas con el mundo de la salud que cumplan una serie de requisitos y estándares, puedan ser identificadas con un sello de calidad.

De la misma forma, Google, ha creado en su market un distintivo para identificar el contenido apto para niños que incluye además información sobre la edad recomendada de las aplicaciones, que tipo de publicidad incluye, etc.

GooglePlayFamilias

Escribe aquí tu comentario