fbpx

Quienes la utilizan, sin ser conscientes de su poder, lo hacen desde hace más de cuatro mil millones de años. Su aplicación puede promoverse desde cualquier eslabón de la cadena de mando. Se trata de una disciplina transversal y multidisciplinar, todavía en proceso de creación, capaz de ofrecer resultados disruptivos en las innovaciones de las organizaciones porque exige trasladarnos a escenarios posiblemente nunca antes contemplados.

En el último Encuentro Innova&acción nuestros asistentes descubrieron y profundizaron sobre biomimesis. De un modo muy sintético, podemos decir que aprendieron una nueva manera de relacionarse y de observar a la naturaleza, es decir, conocieron los primeros pasos para que el entorno más puro pueda servir de fuente de inspiración para hacer innovación. “La mayor ventaja de la biomimética es que ofrece soluciones no solo sostenibles si no regenerativas, un concepto que va más allá, con aplicación real para más de 40 sectores e industrias” y con una combinación de metodologías que vienen de otras disciplinas, explicaba Manuel Quirós, doctor en biología y máximo representante de esta disciplina dentro y fuera de nuestras fronteras.

Y es que no es un secreto. La Tierra está atravesando por un proceso de cambio de era geológica y, en el lenguaje de la evolución, eso significa que las reglas del juego cambian. Deforestación, pérdida de biodiversidad, aumento de las emisiones de flujos bioquímicos… Todos estos indicadores “generará lo que yo llamo las cuatro crisis: económica, energética, ecológica y de equidad”, explicaba Manuel al inicio de la sesión.

Estrategia Natural Vs. Estrategia humana

¿Y cómo inspirarnos en ella para hacer innovación? Empezando por observarla desde múltiples perspectivas, en detalle y con una alta dosis de curiosidad. “La falta de curiosidad por la naturaleza nos ha llevado a alejarnos de ella”, y de sus principios de creación. Un ejemplo claro son los nuevos modelos de negocio que surgen bajo los preceptos de la economía circular, el modelo que utiliza la naturaleza para mantenerse viva, como podemos ver en la imagen extraída de la presentación de Manuel.

La naturaleza cuanta con un modelo regenerativo en el que no existe ni la planificación lineal, ni la generación de residuos. Cada elemento cumple una función. Por el contrario, la estrategia humana se compone de miles de líneas rectas, y de una gran cantidad de generación de residuos. Para Manuel esto se debe a una falta de “diseño de la planificación, la cultura, la civilización… y a que somos una especie joven que comete errores”.

Según el biólogo, profesor honorífico e investigador británico, Julian Vicent, “solo un 12% de las soluciones tecnológicas están inspiradas en la naturaleza”, lo que se puede traducir en que todavía hay mucho margen para trabajar en esta línea.

Tomando como base el modelo productivo natural, el ser humano puede emular a la naturaleza en tres diferentes niveles: formas, procesos o a nivel sistémico.

Esta nueva forma de hacer innovación, reúne su fuerza en la necesidad de crear equipos multidisciplinares que trabajen de forma colaborativa, aportando valor y ofreciendo así resultados diferenciales. “Ahora los ingenieros y los biólogos ya podemos ser amigos”, contaba en clave de humor Manuel.

Innovaciones bioinspiradas

En este punto del Encuentro, nos sumergimos en el mundo de los ejemplos reales de productos, servicios y nuevos modelos de negocio, sostenibles y regenerativos, bioinspirados, con la finalidad de mostrar las ventajas para la organización y el medio ambiente que supone hacer innovación basada en la naturaleza.

Dejamos aquí un par de ejemplos de innovación bioinspirada. Si eres miembro de Blue red, en este enlace de Atacama encontrarás algunos ejemplos más de los expuestos por Manuel durante el Encuentro Innova&acción de octubre.

Por ejemplo, ¿qué tienen en común el tren de alta velocidad y el pico del Martín Pescador? Más de lo que en principio podríamos imaginar porque fue la inspiración para su diseño y fabricación.

¿Cómo es capaz de volar y desplazarse tanta precisión y agilidad el murciélago por la noche? Esta curiosidad resultó en un hallazgo de la innovación social. Gracias a estas investigaciones, se puso en marcha la creación de un bastón tecnológico para invidentes que emite diferentes tipos de vibración según los elementos que van detectando a medida que la persona camina.

Y tras este breve pero intenso repaso por los hallazgos en innovación bioinspirada, llegamos al ecuador de la sesión en el que poner en práctica lo aprendido hasta el momento. Divididos en grupos de trabajo, los participantes se enfrentaron a diferentes desafíos que buscaban, por un lado, afianzar el concepto de biomimesis, y por otro, provocar un cambio de mentalidad, el gran reto, para que podamos “abrazar la innovación con sostenibilidad y regeneración de nuestro modelo de futuro”.

A continuación, puedes ver el extracto de la entrevista realizada a Manuel tras la sesión.

Si eres miembro de Innova&acción, recuerda que tienes en Atacama la versión completa de la entrevista. En esta ocasión, encontrarás, además de los ejemplos que te hemos comentado, el ebook gratuito que nos regaló Manuel Quirós, fruto de su reacción, y un documento con las principales referencias bibliográficas a las que se hizo referencia durante la sesión. Solo tienes que acceder a este enlace con tus claves de Atacama de siempre.

¿Te ha gustado? Compártenos:

Escribe aquí tu comentario