Click en la imagen para ver el informe completo

Hoy queremos reflexionar sobre un tema en el que hay bastante controversia. ¿Va la inteligencia artificial y la automatización a provocar una pérdida masiva de puestos de trabajo? ¿O se van a generar más puestos de los que se destruyan? ¿Cómo podemos prepararnos y, preparar a nuestros hijos para esta “revolución”?

La Unidad de Inteligencia de The Economist acaba de publicar el informe The advance of automation: business hopes, fears and realities (puedes descargarlo íntegro en nuestra Know Box). En él se explora el progreso presente y futuro de la automatización de las empresas y organizaciones de todo el mundo. ¿Cuáles son los miedos, esperanzas y expectativas que tienen las empresas con respecto a la automatización y la aplicación de la inteligencia artificial?

Lo cierto es que hace tres décadas cuando empezó a hablarse de automatización en el seno de las organizaciones, se hacía exclusivamente asociado a la fabricación. Pero, hoy en día, la automatización y la inteligencia artificial se está integrando en todas las áreas y procesos, incluso en la gestión de personas.

Los datos y conclusiones del informe se basan en una encuesta realizada a 502 ejecutivos de ocho países distintos – Canadá, Francia, Alemania, India, Japón, Singapur, Reino Unido y EE.UU.- realizada en mayo de este 2019.

Algunos de los datos significativos que se desprenden del informe son:

  • Un 90% de las organizaciones consultadas ya utiliza tecnología para automatizar procesos de negocio.
  • Y el 73% de éstas declara que está muy o totalmente satisfecho con los beneficios que les han aportado estas automatizaciones.
  • Un 88% de las empresas encuestadas cree que la automatización acelerará los logros de las personas y que es más efectiva cuando complementa a los seres humanos que cuando los reemplaza (un 79%),

¿Qué impacto tendrá la automatización en el empleo?

Los datos del informe de The Economist con respecto a la automatización en las empresas son bastante optimistas. Sin embargo, las opiniones sobre los efectos de la automatización en el mercado laboral no son tan unánimes: hay quienes piensan que la inteligencia artificial desplazará a los humanos del mercado laboral provocando una grave crisis, los que creen que su efecto no será tan grave y aquellos que defienden, incluso, que la automatización generará más empleos de los que destruya.

En 2018, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) analizó el riesgo para el empleo que suponía la automatización, y concluyó que el 14% de los empleos en los países de la organización era “altamente automatizable y otro 32% “podría afrontar cambios sustanciales en la forma de llevarse a cabo“.

En esta página web puedes ver todos los gráficos y datos del estudio, que se resumen en este vídeo.

Por otro, lado OCDE también detectó diferencias geográficas “sorprendentemente altas” en cuanto al riesgo de automatización del empleo en los 21 países de los que hay datos disponibles, ya que el riesgo oscila entre el 40% en algunas regiones (Eslovaquia occidental) hasta el 4% en otras (como el área en torno a Oslo).

Las regiones con un menor porcentaje de empleos bajo riesgo de automatización tienden a gozar de un alto nivel de urbanización, trabajadores con un alto nivel educativo y un fuerte sector de servicios comercializables.

La OCDE destacó a los trabajadores con cualificación baja —como limpiadores u operarios en fábricas—, y los jóvenes como los colectivos con mayor riesgo. Pero no solo este tipo de puestos de trabajo tienden a desaparecer: conductores, transportistas, técnicos de diagnóstico por imagen…El abanico de profesiones que pueden desaparecer es alto, pero también creen los expertos que las nuevas tecnologías, crearan nuevos puestos y se necesitarán en abundancia perfiles como los de ingenieros especializados en robótica, expertos en edge computing o gerentes de equipos hombre-máquina.

Pero, ¿qué hay de cierto en esta afirmación?

La opinión de los responsables de RR.HH.

En 2018, Adecco y el Instituto Cuatrecasas de Estrategia Legal en Recursos Humanos llevaron a cabo más de 300 entrevistas a responsables de recursos humanos de todos los sectores económicos con el objetivo de conocer su opinión sobre el impacto de la automatización y la inteligencia artificial en el mercado laboral. Estas son las dos principales conclusiones a las que llegaron:

  • Solo uno de cada cuatro (26%) de los entrevistados veía en la Inteligencia Artificial y la automatización una amenaza real para el empleo, mientras que el resto (74 %) no veía tal peligro, bien porque creían que la posible eliminación de puestos de trabajo se vería compensada por los que se crearán (67%), bien porque creían que se crearán nuevas necesidades que requerirán de un mayor número de profesionales del que tenemos ahora y las empresas deberán ampliar sus plantillas (7%).
  • El mayor problema será la falta de sincronización, es decir, la creación de nuevos puestos de trabajo no estará acompasada con la desaparición de empleos, creando desequilibrios a corto plazo.

El estudio de Adecco y Cuatrecasas deja otras conclusiones interesantes, como que la mayoría de los expertos (63%) cree que el impacto de la inteligencia artificial y la automatización en el mercado laboral aún no se ha producido (eso sí, un 48% cree que se producirá en un futuro a corto plazo y solo un 15% piensa que ocurrirá a largo plazo). En lo que sí hay quorum es en que la inteligencia artificial incrementará el rendimiento humano (94%) y la productividad de las empresas (98%), e incluso mejorará las condiciones de vida de los trabajadores (72%).

La Federación Internacional de Robótica ahonda en estos dos últimos puntos. Ellos predican que nos espera un futuro en el que humanos y robots trabajaremos juntos y considera que ello repercutirá en un aumento de la productividad y en empleos más gratificantes para los humanos, que dejarán de hacer los trabajos más penosos y exigentes físicamente. Además estima que habrá más de 3 millones los robots industriales operativos en el mundo para finales de 2020, lo que supondría una tasa anual de crecimiento media del 14%.

¿Estas preparado para que tus nuevos compañeros de trabajo sean robots?

 

Escribe aquí tu comentario