El desarrollo de la carrera profesional nos mueve muchas veces de nuestros lugares de origen. Ya sea porque de inicio hemos tenido el interés y la motivación por movernos y conocer otras formas y estilos de vida y de trabajo o porque el devenir económico actual nos ha llevado a buscar oportunidades en otro lugar o, porque nuestras aspiraciones profesionales van más allá de la oferta que tenemos en nuestras proximidades, hoy en día la movilidad geográfica está a la orden del día y uno de los destinos más inmediatos dentro de nuestro país es Madrid.

Conscientes de ello, la Asociación ha puesto en marcha recientemente Blue red Madrid, uno de los nodos de la red internacional de Antiguos Alumnos UPV, y cuyo objetivo es la generación y el impulso de relaciones personales y profesionales, oportunidades de negocio, empleo y conocimiento.

Que Madrid es un nicho de oportunidades profesionales es de sobra conocido y eso es lo que, muy probablemente, nos hace decantarnos por ella como principal destino cuando nos planteamos movernos para mejorar. Pero, ¿En qué medida vamos a tener más oportunidades allí? ¿Cuántas más van a ser esas oportunidades? ¿Cuánto más vamos a ganar? ¿Valoramos realmente toda esta información y la tenemos en cuenta a la hora de tomar nuestra decisión?
Esta semana hemos entrado a fondo en los datos para dar un poco de luz a cuantas más oportunidades podemos encontrar al trasladarnos a una ciudad como Madrid. En primer lugar y para poder relativizar analizamos los datos demográficos, Madrid a nivel de municipio tiene una población de 3.165.000 habitantes y a nivel de provincia cerca de 6,5 millones. Valencia cuenta con 786.000 en la ciudad y 2,5 millones en la provincia. Esto nos da un primer criterio de comparación, en términos poblacionales, Madrid es 4 veces más grande que Valencia como ciudad y 2,5 veces como provincia.
[Img #4351]
Echemos ahora un vistazo a Linkedin, la red profesional más extendida en España, con profesionales principalmente cualificados. Encontramos qué un total de 21.415 empresas madrileñas tienen página propia en esta red social, frente a 5.439 valencianas. Esto supone que ambas ciudades están parejas en cuanto al número de empresas con presencia en esta red social (4,3% de las madrileñas y 3.3% de las valencianas). Pero que ocurre cuando miramos cuántas ofertas de empleo para titulados universitarios se publican para ambas zonas en dicha red  y en los portales de empleo más significativos:
[Img #4340]
Hemos seguido los mismos criterios de búsqueda para una y otra ciudad. Como podemos observar en el ratio, el resultado es consistente entre las diferentes webs de empleo y no se explica solo por la diferencia poblacional, sino que, aun teniendo en cuenta el tamaño de Madrid como provincia, las ofertas de empleo cualificado siguen siendo entre 4,5 y 7,5 veces más numerosas allí con respecto a Valencia. Por tanto, nos vamos a encontrar más ofertas por candidato.
También hemos echado un ojo al número de contratos que se firman en cada provincia. Según las estadísticas que publica el SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal) el número de contratos iniciales firmados cada mes viene a ser de entre 2 y 2,5 veces más en Madrid. Este dato se explica perfectamente por la diferencia de tamaño entre ambas zonas, pero si miramos con más detalle a los contratos iniciales para las categorías que corresponderían a titulados universitarios (Directores y Gerentes, Técnicos y Profesionales de la Salud y la Enseñanza y Otros Técnicos Científicos e Intelectuales, A, B y C respectivamente) las diferencias vuelven a ser de entre 4 y 7 veces más. Por tanto, más ofertas de empleo cualificado se traduce también en más contrataciones en ese nivel. Podemos inferir también que el fenómeno de la sobrecualificación afectará más a los profesionales de nivel universitario en Valencia, puesto que el porcentaje de contratos en ese nivel sobre el total es del 5% en Valencia y de casi el 10% en Madrid.
Revisemos también las diferencias salariales. Según la encuesta de estructura salarial del INE (Instituto Nacional de Estadística) los salarios son mayores en Madrid y, esas diferencias se acentúan conforme aumenta el salario. Si nos centramos de nuevo en el empleo cualificado, cuartil superior en adelante, nos encontramos con diferencias salariales que parten de los 7.500 euros.
[Img #4341]
Por supuesto, hay que tener en cuenta también las diferencias en el coste de la vida, pero esto es relevante si somos solteros o nos desplazamos solos a Madrid. Si nos movemos en pareja y ambos trabajamos nos encontramos con un incremento salarial acumulado de 15.000 euros en adelante, lo que es muy probable que supla con creces las diferencias en el coste de vida.
Por último revisemos también la tipología de empresas ¿Qué diferencias existen entre Madrid y Valencia en cuanto al tamaño de las empresas? Volviendo a los estudios del INE, en este caso sobre el número de asalariados de las empresas encontramos lo siguiente:
[Img #4342]
Básicamente podemos decir que, según su distribución por número de trabajadores Madrid y Valencia andan parejas hasta que hablamos de las grandes empresas. Es a partir de las empresas de más de 500 trabajadores cuando encontramos unas diferencias muy considerables, pues mirando el extremo, Madrid tiene 21,7 veces más empresas de más de 5.000 empleados que Valencia.
Además, si analizamos las empresas que están en el Top 30 en volumen de ventas de cada ciudad, encontramos que en Madrid está copado por los sectores petroquímico, energía, telecomunicaciones y distribución / centros comerciales, con facturaciones en 2012 que van de los 2.500 millones de euros a los más de 40.000 si sumamos las diferentes empresas que componen el grupo Repsol. En Valencia ese Top 30 está formado por empresas de sectores algo más variados, predominando la distribución alimentaria, las industrias agroalimentarias, la industria del metal y el transporte / transitarias.
Ese Top 30 de empresas madrileñas son un ejemplo de que en Madrid se concentran las sedes centrales de muchas empresas nacionales y las sedes nacionales de muchas multinacionales, concentrándose allí la mayoría de sus mandos intermedios y directivos, así como su staff, cosa que no ocurre en la misma medida en otras ciudades como Valencia.