Juan Pastor ha sido el invitado del encuentro del Club de Desarrollo Personal y Liderazgo del mes de Octubre. Licenciado en Ciencias de la Educación ha dedicado su vida profesional al fomento de la creatividad y la innovación tanto a nivel personal como organizacional y territorial. “Creo que la hibridación es positiva. Y yo soy un ejemplo de ello. Hay pocos titulados en Ciencias de la Educación que se dediquen al mundo de la empresa y de la innovación. Ser creativo, al fin y al cabo, es unir conceptos que no se habían unido nunca para crear valor”, nos comentó Pastor al definirse a sí mismo como profesional.

 

En esta entrevista, Pastor, profundiza sobre el concepto y la definición de creatividad antes esbozada y analiza cómo ésta se puede introducir en el día a día de la empresa.

La charla fue muy participativa y amena. Al inicio preguntó a los asistentes si se consideraban muy creativos, poco creativos o si creían que estaban en la media en cuanto a creatividad. Lo mismo preguntó sobre la inteligencia y el deseo o la capacidad para emprender. La mayoría de los participantes respondió que estaba en la media en todos los casos. “Nos educan para eso, para estar en la media, para que no nos salgamos de ahí”, apuntaba Juan tras la dinámica. Y añadía “de niños, todos somos creativos. Luego empezamos a pensar en el que dirán, en que si decimos algo que se aleje de los estándares se van a reír de nosotros. Además, toda innovación supone un riesgo, y en nuestra sociedad el fracaso se penaliza mucho. Hay que premiar y celebrar cuando alguien intenta algo nuevo y tratar de minimizar el impacto si no sale bien. Y esto en el entorno de las empresas no es fácil. En la empresa es importante vincular la creatividad a un proyecto. Todos sabemos que a veces los proyectos salen y otras no, que tienen unos plazos, que los resultados no son de un día para otro. Esto ayuda a minimizar la ansiedad que generan toda innovación y cambio”.

Para demostrar que a todos nos han “programado de la misma manera”, Juan pidió a los asistentes que dibujasen una casa en cinco segundos y luego pidió que dibujasen otras tres casas diferentes. La primera casa que todos dibujaron (con alguna pequeña variante) es la que todos estáis imaginando y que se puede ver en el dibujo de al lado de este texto marcada con una X. Luego, en las siguientes casas dibujadas, hubo de todo, desde casas-seta estilo pitufo a auto caravanas.

 

Descubrir nuestro valor diferencial

Juan quiso transmitir a los asistentes un mensaje positivo. De hecho, les dio dos muy buenas noticias. La primera es que todos tenemos capacidad creativa, puede estar más desarrollada o menos, pero “es algo que podemos ejercitar”. La segunda buena noticia es que “cada uno de nosotros somos diferentes y únicos”. Acto seguido invitó a los participantes a que respondiesen internamente a las siguientes preguntas: ¿Qué te apasiona realmente? ¿Qué puedes hacer mejor que nadie? ¿Qué puede necesitar el mercado que yo soy capaz de ofrecer? ¿Qué te cabrea? “Esta última pregunta sorprende, pero muchas veces la creatividad surge del enfado, de aquello que nos irrita y queremos cambiar. Debemos saber además que el mercado siempre está hablando y si le escuchamos sabremos lo que quiere. En definitiva, como profesionales, lo que debemos buscar es ser eficientes en lo que hacemos pero también ser diferentes”. “En este sentido la crisis está resultando positiva. Nos ha obligado a salir de nuestra zona de confort y a replantearnos muchas cosas. Las crisis son buenas para aprender y mejorar”, añadía Pastor.

[Img #3313]

 

La importancia del entorno y las ventajas de compartir

A la hora de innovar, además de tener tiempo y talento, es decir, de tener conocimientos sobre el tema en el que estamos tratando de innovar y de disponer del tiempo necesario para desarrollar y fomentar nuestra faceta creativa, cobran gran importancia el entorno y las interacciones que hagamos con él. “Para innovar lo mejor es que nos rodeemos de gente creativa, que busquemos nuestro propio ecosistema innovador. Hay muchos emprendedores que tienen lo que se conoce como efecto Gollum que consiste en considerar su idea como un tesoro que deben proteger y mantener en secreto. Contar tu proyecto, recibir feedback, contrastar tus opiniones con las de los demás, es muy enriquecedor y puede ayudarte mucho a ser creativo e innovador en tus propuestas”, argumentaba Pastor. “Para fomentar la creatividad es interesante trabajar en equipo y cuanto más heterogéneos sean los miembros del equipo mejores resultados se obtendrán. En creatividad se dice que hay cuatro perfiles de personas: las aire, que tienen muchas ideas pero que les cuesta materializarlas; las agua, a las que se les da bien evaluar y encontrar los pros y los contras de una determinada idea; las tierra, expertas en materializar los proyectos y las fuego, que son aquellas personas que disfrutan y tienen facilidad para comunicar y vender un proyecto”, comentó Pastor. Y añadía: “Si nos damos cuenta, todos estos perfiles son necesarios a la hora de poner en marcha una iniciativa, porque se corresponden con las cuatro fases que todo proyecto debe tener: la idea, la determinación de si la idea es viable o no, la puesta en marcha o ejecución y la venta”. “Por tanto, la mejor forma para aumentar nuestra creatividad, es rodearnos de personas innovadoras y creativas y que además nos complementen”, concluía Pastor.

[Img #3312]Para corroborar estas afirmaciones y que los participantes probasen a trabajar en equipo en un ambiente colaborativo y creativo, Juan Pastor pidió que se hiciesen pequeños grupos a los que invitó a que creasen con una hoja de papel un avión que fuese lo más creativo y eficiente posible. Luego tuvieron que presentar sus modelos de avión y hacerlos volar para comprobar su eficiencia. Éstos son alguonos de los modelos que se crearon.

Si estás interesado en fomentar tu creatividad y en aprender técnicas y estrategias que pueden ayudarte a ser más creativo te recomendamos el programa que Juan Pastor impartirá en la Asociación el 18 de Octubre y que tiene por lema “C x I: Creatividad e innovación, factores clave para la gestión”.

 

¿Te ha gustado? Compártenos: