[Img #3392]De la importancia de la imagen que transmitimos y de generar una buena primera impresión hemos hablado ya en otras ocasiones. Las redes sociales no se escapan a esta norma y nuestra imagen, en este caso nuestra fotografía transmite mucho sobre nosotros.
Sabiendo esto, no podemos dejar pasar la oportunidad de incluir también nuestra foto en el desarrollo de nuestra marca personal, invirtiendo algo de tiempo y esfuerzo en pensar que queremos transmitir a nuestros contactos, también a través de nuestra foto. Nuestra foto será lo primero que verán y lo primero en que se fijarán, hagamos que les invite a contactarnos.

Como siempre, lo más fácil es partir de lo que no debemos hacer con nuestra foto y podemos hablar de 7 pecados capitales que no debemos cometer con nuestra foto de perfil.

  • No tener foto de perfil. Esto hará que personas que nos conocen, pero que no recuerdan muy bien nuestro nombre nos pasen por alto o, si les solicitamos entrar en contacto no nos tengan en cuenta.
  • Utilizar una foto descuidada. Evitar las fotos con mala iluminación, desenfocadas… o transmitiremos la sensación de estar apagados y poco definidos, por ejemplo. Con esto generaremos una mala impresión, sin duda.
  • Incluir a los colegas. En esto dos, son multitud. Tu foto de perfil es tuya, tus contactos ya se ven en otros apartados de tu perfil, no desaproveches la foto compartiendo protagonismo. Esto incluye no recortar la foto de esa boda en la que iba de traje, con 2 copas de más y rodeando el hombro de mis amigos. ¿es esa la imagen que quieres que tengan de ti futuros empleadores?
  • Poner una foto que no sea tuya. Se trata de mostrarte tú, no a tu mascota, tus hijos o una caricatura. En Linkedin es muy raro ver una foto familiar o de mascotas, pero todavía se ven algunas caricaturas. En ese caso, debes tener muy claro lo que quieres y estás transmitiendo. Si te dedicas a temas de diseño, creativos, etc. es una cosa, pero de lo contrario no transmites seriedad. Para transmitir buen humor es mejor una foto con una sonrisa franca.
  • Cuidar el entorno. Ojo con lo que sale en la foto a tu alrededor. Es mejor que lo que pueda salir del entorno sea neutro o, en su caso, un entorno profesional
  • Tener mil caras. Es mejor utilizar la misma foto en las diferentes redes sociales que utilizar una diferente en cada una de ellas ¿Cuál eres tú en realidad? Lo más normal, a nivel profesional, es que te beneficie dar una imagen homogénea y consistente, de lo contrario puedes parecer voluble, poco estable.
  • Ser eternamente joven. Sí, en las fotos no sufrimos el deterioro del tiempo y puede ser tentador mostrarnos un poco más jóvenes y delgados de lo que somos actualmente. La foto debe mostrarnos tal como somos ahora. Tal y como nos verán si acudimos a una entrevista de trabajo o a una reunión con algún contacto.

Dicho esto, debemos ponernos manos a la obra y empezar a crear nuestra foto perfecta. En este sentido las recomendaciones son:

  • Naturalidad. La foto debe representarte, por tanto, no escojas una pose o un gesto que sean forzados para ti o, lo más probable, es que salga mal o no todo lo bien que debería.Sonríe. Puede que seas la persona más seria del mundo, pero una sonrisa genera emociones mucho más positivas en quien visualiza la foto que una cara seria. Puede que no estés atravesando un buen momento personal o profesional, eso no debe transmitirse en tu foto. Ármate con recuerdos felices y tus mayores logros profesionales y céntrate en ellos cuando te hagas la foto. Eso debe ser lo que los demás vean en tu perfil.
  • Mira a tu interlocutor. Piensa que en la foto debes aparecer como si estuvieras en una entrevista o reunión, seguro que mirarías a tu interlocutor cuando hablas con él. En este caso es tu perfil el que le está hablando y tu foto también debe mirarle.
  • Muestra tu rostro. La foto debe mostrar tu cara, tu mejor cara. No es necesario que sea un primer plano frontal, tipo ficha policial, puedes mostrar tu cara un poco ladeada, tu perfil bueno. Evita las fotos de cuerpo entero o en las que no se te distingue claramente.
  • Mira a la cámara. De esta manera que tus contactos percibirán que les miras e ellos. Ten muy en cuenta que la mirada es lo que más transmite de tu foto de perfil. Una mirada puede ser triste, viva, serena, inquietante, inquisitiva, confiada, decidida, cálida, segura… incluso transmitir más de una sensación al mismo tiempo. Elige bien la que quieres mostrar en la foto y no la dejes al azar del momento. Si quieres mostrar una mirada decidida, siéntete así o recuerda un momento en el que has actuado con determinación y revívelo.
  • Sé inconformista. Si hace falta, si no estás satisfecho, repite la foto, puedes hacer todas las que quieras con la tecnología digital y seleccionar la que te convenza. Si tienes dudas pide consejo, consulta a personas cercanas pero que sepas que van a ser sinceras en su opinión. Si puedes permitírtelo recurre a un fotógrafo profesional, los hay especializados en fotografía de profesionales y te ayudarán a mostrar lo mejor de ti. Dada la importancia de tu imagen, merece la pena hacer la inversión.

Puede que pienses que la imagen no debería ser lo más importante y, realmente, no debería serlo. Pero la cuestión es que lo es, por tanto, no desperdicies la oportunidad de utilizar esto en tu favor y genera una buena primera impresión también con tu foto. Hay quienes incluso llegan a extraer rasgos de personalidad de las fotos de perfil, como se refleja en artículos como este.