Que no todo la vida es trabajo. Pasamos muchas horas de nuestro día empleándonos en nuestra carrera profesional, dedicados a nuestra pasión, intentando mejorar y conseguir todos nuestros sueños laborales. Pero cuando acaba la jornada, sigue nuestra vida y debemos tratar de ‘cuidarla’ con el mismo empeño que hacemos con nuestro trabajo.

¿Esto qué significa? Pues que si tras un grandísimo esfuerzo a lo largo de las horas ante el ordenador nos dedicamos a estar en el sofá, comer cualquier cosa, ver la tele varias horas y después, dormir, nos estaremos haciendo un flaco favor. El sedentarismo y la mala alimentación nos pasarán factura y no solo a nivel personal, sino también a nivel laboral.

Si no tenemos energía, si la ‘gasolina’ que le damos al cuerpo es de mala calidad, si tenemos mayor facilidad para caer enfermos… Seremos unos trabajadores mediocres, faltos de impulso, sin ganas de mejorar o de invertir en nuestro futuro profesional. Si no somos capaces de ponernos un reto saludable delante, ¿qué reto a nivel profesional vamos a sacar adelante?

Por ello pusimos en marcha nuestro Club de Cocina. Durante tres años preparamos desde postres saludables a comida vegetariana, asiática, árabe y por supuesto, ¡española! Nos pusimos ante los fogones con una excusa muy clara: Cuidarnos, desconectar en la cocina, aprender y coger ideas para sorprender en casa.

Lo pasamos muy bien, vivimos experiencias muy divertidas y enriquecedoras, ¡networking incluido! y conseguimos nuestro propósito, que era acercar la cocina a nuestra ajetreada vida, cuidarnos y que todo esto repercutiera en nuestra carrera profesional de forma positiva.

Muy agradecidos a todos los que formaron parte de esta sabrosa experiencia, ¡quizás en algún momento nos animemos a repetir! ¿Algún voluntario para ponerse el delantal?

Copy of Copy of SABÍAS QUE(8)

Escribe aquí tu comentario