GPS, Wifi, LAN, HTTP, TCP-IP, PC, iPad, GSM, 3G, SMS, e-Mail, e-Book, TFT, IPS, CD, DVD, USB, JAVA, HTML, … y muchas otras, son siglas y acrónimos de tecnologías que hemos visto nacer y desarrollarse en los últimos años y que han cambiado nuestra forma de trabajar, de relacionarnos y nuestros modos de vida. Cuando yo estudiaba en la facultad, tener un móvil tipo “ladrillo” era algo al alcance de unos pocos privilegiados, hoy en día hay más móviles que habitantes en España y la mayoría son ya “Smartphone”.  Los que gustan de leer en el tren o el metro usan e-books y cada vez es más raro ver a alguien leyendo en papel. Algunas de estas tecnologías no solo las hemos visto nacer y desarrollarse, sino que las hemos visto empezar a quedarse obsoletas, como el CD o el SMS, barrido por la mensajería instantánea de WhatsApp o Line.

Si bien a nadie se le ocurre concebir un mundo actual sin tarjetas de crédito, móviles, portátiles,… nuestros padres y los padres de nuestros vivieron gran parte de sus vidas sin ellos y tuvieron que adaptarse a estas innovaciones tecnológicas. De igual manera nosotros afrontamos y afrontaremos cambios tecnológicos de gran magnitud que cambiarán sin duda nuestra manera de vivir, en todos los ámbitos. Aunque, a veces es difícil vislumbrar los cambios a los que tendremos que adaptarnos, podemos atrevernos a vislumbrar algunos.

Muy probablemente llegara un día en que se nos olvidará el gesto de llevarnos la mano al bolsillo para coger la llave de “nuestro” coche para abrirlo, entrar en él y conducir hasta casa después del trabajo, porque dejaremos de tener un coche en propiedad y lo que haremos será pagar por el uso de uno, uno que además nos llevará a casa sin tener que conducirlo y nos permitirá leer, consultar información o sencillamente “descansar” de camino a casa. Pensemos por un momento el gran ahorro que esto supondrá, la mayor parte de los vehículos (salvo los de transporte público) se pasan las horas del día y de la noche estacionados esperando a que su dueño los necesite, de esta manera serán aprovechados por los “usuarios” que en cada momento necesiten desplazarse.
[Img #3061]Pero esto solo ocurrirá los días que nos desplacemos físicamente al trabajo, porque la realidad virtual lleva camino de elevar el teletrabajo a la telepresencia, pudiendo atender nuestras obligaciones (incluyendo las reuniones) a través de un avatar. Desde luego seremos nosotros los que trabajaremos, pero lo que verán en la empresa podría ser una representación de nosotros mismos. Imaginemos lo que supondrá, por ejemplo, a nivel de movilidad geográfica de los profesionales, que podrán trabajar en cualquier parte del mundo sin trasladar toda su vida al lugar de trabajo o para las empresas en ahorro de recursos, infraestructura y espacios de trabajo. La tecnología ya permite a cirujanos participar en intervenciones a distancia, con maquinaria de alta precisión que les permite operar con exactitud.

 

Si a las posibilidades de esta futura telepresencia le sumamos las tecnologías de traducción simultánea nos encontramos profesionales con disponibilidad global. Que podrán trabajar en cualquier parte y en cualquier idioma, en equipos multidisciplinares y multilingües.

Cuesta pensar lo que puede suponer el desarrollo de tecnologías como la impresión en 3D. Lo que vemos en el video de más abajo es solo un ejemplo. Esto revolucionará sin duda la adaptación y personalización de modelos y piezas para diferentes tipos de usuarios/clientes, la inmediatez en la fabricación y la puesta a disposición del cliente en cualquier parte sin necesidad de acumular stocks de productos terminados o materias primas, la reducción de desperdicios… Pero esto también puede tener su contrapunto, ¿se podrán imprimir armas? ¿bajo qué control?

La seguridad es otra área en la que vamos a vivir grandes evoluciones y, una de las más destacadas es el desarrollo de redes de sensores sin cables, que permitirán recoger gran cantidad de información y  controlar, por ejemplo, crecimiento o plagas en cultivos, prever terremotos, niveles de humedad, temperatura, procesos de fabricación, etc.

CNC de Corte y Fresado de Poliestireno from Rubén Tortosa on Vimeo.

Estos son solo algunos ejemplos, desde luego hay muchos más avances y nuevas tecnologías en desarrollo. Muchos parecen sacados de película de ciencia ficción, pero la investigación y el desarrollo de nuevas tecnologías en todas las áreas y la velocidad a la que se producen estos desarrollos hacen que sea cada vez más difícil adaptarse a los mismos. Si ya de por sí son sorprendentes, cuando estas “nuevas” tecnologías empiecen a interactuar entre ellas se abrirán nuevas perspectivas impensables actualmente y que, probablemente, aceleren los cambios en nuestras vidas de manera exponencial. En unos años veremos cuáles de ellos terminan por materializarse.