fbpx

Toda empresa, organización o institución debe o debería plantearse estas dos cuestiones al empezar su andadura en cualquier sector. La respuesta al porqué de la necesidad de plantearse estas preguntas parece obvia ¿verdad? Si no sabemos quién somos y a donde queremos llegar, será muy difícil que nos podamos plantear nuestra estrategia empresarial, delimitar nuestras metas y planear nuestros  objetivos al corto, mediano y largo plazo.

Identificar la misión y visión de la empresa

Ahí es donde entran en juego los conceptos de misión ¿qué somos? y  visión ¿qué queremos [Img #3982]ser? Es crucial para toda organización, grande o pequeña, que venda tornillos, productos químicos, ropa o tecnología móvil tomarse su tiempo para definir bien estos dos pilares que nos van a servir de guía y nos ayudarán a conseguir una coherencia en todas nuestras decisiones para alcanzar los objetivos deseados como empresa.

La idea es que la misión y visión, junto con los  valores corporativos, de los cuales hablaremos en el próximo artículo de comunicación corporativa, sean capaces de generar la imagen más completa de tu empresa.

¡Manos a la obra! Plasma tus ideas

¿Qué, aún no lo has hecho? No esperes más, es el momento de sentarse, parar y reflexionar. Coge papel y boli o siéntate delante del ordenador y manos a la obra. Es muy importante que esta información quede plasmada por escrito en un documento para que nunca perdamos el enfoque de nuestra compañía o negocio. ¡Empezamos!

No existen reglas al momento de definir la misión y la visión de una empresa, pero según los especialistas deben contar con las siguientes características:

  • Ser claras, entendibles y fáciles de seguir para todos los miembros de la empresa.
  • Ser breves, de preferencia conformada por una sola oración.
  • Estar alineadas y ser coherentes con los valores, los principios y la cultura de la empresa.

piezas-rompecabezas
¿Qué somos?

A esta pregunta tiene que responder la misión. La misión es el motivo, fin o razón de ser de la existencia de empresa. Está definida por lo que pretende cumplir en el entorno social en el  que actúa, lo que pretende hacer y para quién lo va a hacer. A simple vista puede parecer sencillo responder a la pregunta de “qué somos”, pero se complica cuando hacemos una buena reflexión y lo debemos escribir por escrito brevemente.

Preguntas para determinar nuestra misión

Estas son las preguntas frecuentes para determinar nuestra misión: ¿quiénes somos?, ¿qué buscamos?, ¿qué hacemos?, ¿dónde lo hacemos?, ¿por qué lo hacemos?, ¿para quién trabajamos?

Os voy a poner un ejemplo para que podáis ver la diferencia entre una misión incorrecta y otra correcta. Aunque son ejemplos sencillos  que pueden ser mejorados (y de esto hablaremos en otros artículos) os pueden dar una idea de cómo empezar a trabajar en ello.

  • Definición de una misión incompleta: “Hacer crecer mi negocio año tras año.”
  • Definición corregida y completada: “Ser la empresa líder en comercialización de productos de tecnologías de comunicación, satisfaciendo las necesidades de nuestros clientes, brindándoles un producto de calidad y con un excelente servicio.”

¿Comprendes por dónde van los tiros? Empieza con “Somos…” y ve respondiendo a las preguntas que hemos comentado anteriormente de una forma breve y concisa.

¿Qué queremos ser?

En este caso es la visión la que nos define hacia dónde nos dirigimos. Es la situación futura que desea tener la empresa. La visión es definida por Fleitman Jack en su obra “Negocios Exitosos” (McGraw Hill, 2000) como “el camino al cual se dirige la empresa a largo plazo y sirve de rumbo y aliciente para orientar las decisiones estratégicas de crecimiento junto a las de competitividad”.  Por ejemplo ser referente en determinado sector o cubrir una necesidad concreta de los consumidores.

Nuestra visión nos la plantearemos haciéndonos las siguientes preguntas: ¿cuál es la imagen deseada de nuestro negocio? ¿cómo seremos en el futuro? ¿qué haremos en el futuro? ¿qué actividades desarrollaremos en el futuro?

Aquí os planteo un par de ejemplos de visión que os pueden servir de referencia:

  • Toyota: “Toyota liderará el camino hacia el futuro de la movilidad, enriqueciendo vidas alrededor del mundo con los métodos más seguros y responsables de movilizar a las personas.”
  • Lenovo: “Convertirnos en una de las compañías de tecnología personal más grandes del mundo.”

En conclusión

Para resumir, consiste en pararse a pensar en las características de tu empresa y plasmarlas de forma coherente y sencilla por escrito. Un buen ejercicio, tanto si te encuentras en el momento de darle forma a la idea de tu empresa o como si quieres poner por escrito estos tres parámetros, es echarle vistazo a las páginas de los máximos exponentes en tu sector, de las marcas a las que te quieras parecer. Toma ideas, mira como lo hacen los grandes, aprende y ponte manos a la obra.

¿Te ha gustado? Compártenos: