fbpx

[Img #3947]Víctor Puchades,  es ingeniero técnico industrial especializado en Electrónica con máster  en Tecnología para el desarrollo sostenible y energías renovables de la UPV. Le ofrecieron trabajar en calidad de cooperante como formador en Energías Renovables en Nicaragua y no dudó en hacer maletas y volar hacia Centroamérica. Actualmente, afincado en Managua, está creando su propia empresa en el país.

Podrías hacernos un resumen de tu trayectoria profesional…

En el 2000, empecé a estudiar matemáticas pero me di cuenta que no era lo mío y me fui a trabajar de autónomo en la empresa de mi padre. Al cabo de un tiempo, me replanteé volver a retomar los estudios y es cuando opté por estudiar Ingeniería Electrónica que es la que más me gustaba. Cuando acabo mis estudios en 2010, en plena crisis, decido cursar el máster en desarrollo sostenible y energías renovables. En ese momento, me contactaron desde el Instituto Inter para trabajar como formador de cursos para desempleados, así durante ese tiempo compaginé formación y trabajo.

¿Cómo surge la oportunidad de irte a trabajar a Nicaragua?

En marzo de 2013, después de unos meses desempleado, me contactan desde la Cooperación Luxemburguesa para el Desarrollo y me contratan, en calidad de cooperante, como experto Formador en Energías Renovables en Nicaragua. Estuve trabajando por todo el país durante un año como responsable de formación de tres centros en distintas ciudades. Durante ese periodo conocí a mi mujer y es cuando tomé la decisión de pedir la residencia y montar mi propia empresa.

En los últimos 5 años, Nicaragua ha aumentado un 5% su PIB, y con el nuevo proyecto del canal de Nicaragua están solicitando gente técnicamente preparada, con lo que las perspectivas de futuro en lo que ha trabajo se refiere son positivas.

¿Es difícil abrir un negocio en el país?

Es complicado por toda la burocracia que se tiene que hacer y por la lentitud de las gestiones. Por ejemplo para crear tu propia empresa, un requisito indispensable es pedir la residencia y pueden tardar solo en dar una respuesta entre 45-90 días, más luego el tiempo que tarden en que te otorguen la residencia.

Existe la ley de la ayuda a la inversión extranjera, que facilita estos trámites pero tampoco es tan rápido y sencillo. Aparte es imprescindible llevar todos tus documentos (títulos, documentos personales…) apostillados por el convenio de la Haya. Aparte de lo comentado, por lo demás no es difícil poner en marcha una empresa o negocio.

¿Cuál es el foco de negocio de tu empresa?

La empresa que estoy poniendo en marcha, como la que tengo en España, está centrada en ingeniería, estudios de eficiencia energética y energías renovables, además de construcción y reformas.

Pero mi objetivo, es poder llegar a compatibilizar mi trabajo en la industria con la educación. Como mantengo buena relación tanto con la Universidad Nacional de Ingeniería, UNI como con la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, UNAN, estamos en negociaciones para poder establecer un convenio marco de colaboración científico técnico con la Universidad en España, y así poder impulsar el intercambio de docentes y estudiantes. Además, el plan en el país es que en 2020 el 98% de la energía provenga de fuentes renovables, por lo que es necesario ir formando a profesionales en estos campos.

[Img #3948]

¿Cuáles son las principales diferencias entre Nicaragua y España que has encontrado a la hora de trabajar ?

Por una parte los salarios, que son mucho más bajos que en España, por ejemplo, un profesor puede cobrar lo que serían entre 250-300 euros/mes. Hay que decir que las remuneraciones están en consonancia con el nivel de vida del país y el nivel de exigencia que no son muy altos. Por otra parte, la libertad de trabajo es mucho mayor que en España, ya que no se paga una cuota de autónomo. Aquí se trabaja, a final de mes se hace la declaración y no se tiene que pagar nada, con lo que la diferencia es considerable ya que se puede trabajar sin la presión de tener que pagar el siguiente plazo de autónomo. A la hora de trabajar, lo positivo a mi modo de ver, es que no hay tanta presión como en Europa, lo que reduce el stress, pudiendo trabajar con mayor tranquilidad y comodidad.

¿Estamos bien valorados?

Los españoles, en general, estamos bien valorados, y somos una gran comunidad integrada. Asimismo, la cooperación española tiene muchos proyectos en el país, lo que hace que los nicaragüenses lo valoren. En estos momentos, por ejemplo, Nicaragua es parte de un programa para la gestión comunitaria del agua y saneamiento planificado por ONGs españolas y financiado por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) con una inversión de 15 millones, que incluye formación, regeneración del alcantarillado y tuberías de agua.

¿Puedes valorar los pros y contras de vivir en Nicaragua?

Acomodarse en Nicaragua no es nada difícil. El tiempo podría decirse que es fantástico todo el año y la comida no es cara, una comida en una comedería cuesta unos 2,5 euros. Lo negativo, primero, que todo está muy politizado y segundo, la distancia. Estar lejos de la familia no siempre es fácil.

[Img #3946]

¿Te gustaría regresar a España? ¿Qué condiciones tendrían que darse para que volvieses?

De momento tenemos pensado quedarnos aquí en Managua, estoy creando mi empresa, mi hija acaba de nacer y nos gustaría que creciese aquí, ya que la vida es muy tranquila. Solo volveríamos en caso de que hubiese alguna catástrofe natural o si la situación política se complicara.

¿Qué consejos te gustaría dar a aquellos que se estén pensando emprender una aventura internacional?

Si vienen hacia América Latina, que vayan provistos de mucha paciencia. Que te digan mañana, puede ser dentro de un mes y que vengan con todos los documentos españoles apostillados. Además es de gran ayuda, ponerse en contacto con el consejo regional de españoles que hay en cada país.

Si están buscando un país en Centroamérica, Nicaragua, es el país más seguro y con las mayores expectativas de crecimiento. Por último, les animo a que no tengan miedo a lo nuevo, que vengan, emprendan y descubran.

¿Te ha gustado? Compártenos: