La semana pasada os hablábamos de reputación digital y de cómo borrar ciertas partes de nuestro pasado que pudiesen perjudicarnos tanto en Facebook como en Twitter, dos redes sociales muy populares, y de las que se hace un uso más bien lúdico, pero que igualmente pueden afectarnos profesionalmente si no las cuidamos.

 

Pero el uso que hagamos de las redes sociales no solo puede afectarnos a nivel profesional, también puede traernos problemas con nuestra pareja, nuestros amigos, nuestra familia e incluso con Hacienda. Sí, sí, con Hacienda. La entidad ha puesto sus ojos en las redes sociales para detectar posibles fraudes fiscales.

 

[Img #4642]

 

Centrándonos en el tema que nos ocupa, hoy hablaremos de cómo borrar nuestros pasos en falso de otras redes sociales como LinkedIn e Instagram y de cómo podemos solicitar a Google que desindexe de su buscador cierta información sobre nosotros.

 

LinkedIn, una de las redes que cuidamos más

LinkedIn es la red social profesional por antonomasia y solemos tener mucho cuidado con lo que publicamos en ella. Aún así, el propio Centro de Ayuda de LinkedIn nos aclara qué hacer en caso de:

Esta última opción es especialmente útil cuando estamos revisando nuestro perfil y vamos a hacer muchos cambios en un breve periodo de tiempo o si para no levantar susceptibilidades en nuestro actual puesto de trabajo queremos que algunos de nuestros movimientos pasen desapercibidos. Pero, en líneas generales, las actualizaciones de actividad, forman parte de la estrategia de LinkedIn para dotar a sus usuarios de la posibilidad de mostrarse y ser vistos. Y, no debemos olvidar, que LinkedIn es en sí, un gran escaparate profesional, así que aquí cuanto más expuestos estemos es mejor.

Instagram, de las más difíciles de borrar

En Instagram fundamentalmente deberemos cuidar dos cosas: las imágenes de subimos y quien nos sigue y seguimos. Debemos saber que Instagram, como la mayoría de redes sociales, nos permite bloquear a aquellos usuarios para los que queremos ser invisibles y está opción es muy útil en según que casos.

Borrar las fotos de Instagram, sobre todo si son muchas y son antiguas, puede ser una tarea ardua. En este tutorial tienes toda la información.

Otra cosa que deberíamos cuidar en nuestro Instagram son los comentarios inapropiados que terceros hacen en nuestras imágenes (sería el equivalente a no permitir que nadie insulte ni sea grosero en nuestro perfil o página de empresa).

Para borrar comentarios obscenos, que traten de vender algo, o simplemente que  no quieras que estén ahí tienes que seguir estos sencillos pasos:

  • Presiona el botón de ‘comentar’, este se encuentra debajo de la imagen y a la derecha del corazón.
  • Presiona a sobre el comentario que quieres borrar.
  • Verás una caja con opciones. La primera te permite borrar el comentario y la segunda es para denunciar el contenido abusivo. Con las demás opciones puedes copiar el texto, ver el perfil del autor y responder.

Por último, deberemos cuidar nuestra privacidad y las aplicaciones de terceros a las que le damos acceso a nuestra cuenta, para evitar, por ejemplo, que nuestras fotos sean indexadas por Google y perdamos el control sobre ellas.

 

Google y el derecho al olvido

El derecho al olvido se puede definir como el derecho que tiene el titular de un dato personal a borrar, bloquear o suprimir información personal que se considera obsoleta por el transcurso del tiempo o que de alguna manera afecta el libre desarrollo de alguno de sus derechos fundamentales. Este derecho, entra en conflicto, en ocasiones con la libertad de expresión y el derecho a saber de los ciudadanos.

En Europa, desde 2014 los buscadores como Google tienen la obligación de eliminar de sus listas de resultados aquellos enlaces que violen ciertos derechos de un ciudadano, a petición de éste, debido a una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

Cada una de estas peticiones se valora de manera individual por parte de los responsables de los motores de búsqueda que son los encargados de tomar la decisión de aceptar o rechazar las solicitudes. Para llevar a cabo esta tarea, Google cuenta con un comité de expertos que se encarga de asesorar a la compañía en todas las cuestiones referentes al derecho al olvido.

En este enlace puedes ver el modelo de solicitud de eliminación de datos de Google y cuál es su posición al respecto.

En el primer año, Google ha recibido 780.000 solicitudes para retirar direcciones de internet. De estas solicitudes, el 58,7% han sido rechazadas por no cumplir con los requisitos para acogerse a lo estipulado en el fallo del Tribunal de Justicia. Alrededor del 41% de las peticiones por parte de usuarios para borrar contenido sensible sí ha pasado los filtros, es decir, unos 312.000 enlaces a sitios.

Para finalizar el artículo, os dejamos con una serie de vídeos, editados por la Agencia Española de Protección de Datos, sobre cómo debemos configurar la privacidad en las distintas redes sociales y navegadores para no llevarnos sustos y preservar nuestra intimidad.



Si queréis ver la serie completa de video-tutoriales podéis acceder al canal de Youtube de la Agencia.