fbpx

¿Conoces la metodología TWI?

Ahora también en podcast

Escuchar en Spotify

Escuchar en Podomatic

Escuchar en Apple Podcast.

La historia de TWI (Training Within Industry) arranca de la necesidad de incrementar exponencialmente la producción de material bélico durante la Segunda Guerra Mundial. Durante el año 1940, las empresas suministradoras del ejército norteamericano sufren crecientes problemas para atender la avalancha de pedidos que reciben. Ante tal situación, el Congreso de EE.UU. nombra una Comisión para que analizase el problema. De su informe “The Training Within Industry Report: 1940-1945” se desprende que el Gobierno de EE.UU. debía hacer todo lo posible por ayudar a la industria bélica a producir más rápido y mejor. La Comisión constató que el principal problema era la falta de personal formado en los distintos puestos, circunstancia que se vió agravada con la incorporación al ejército de muchos trabajadores cualificados. Ante esta situación, el Gobierno americano crea en el año 1940 el Training Within Industry Service con el objetivo de “es ayudar a las empresas a cubrir sus necesidades de mano de obra entrenando dentro de las empresas a cada trabajador, para conseguir el máximo aprovechamiento de sus habilidades individuales”.

El TWI Service no trató de mejorar la cualificación de los trabajadores mediante programas que buscasen mejorar los conocimientos de los trabajadores en electricidad, hidráulica, mecánica… Training Within Industry se basa en mejorar la capacitación de los trabajadores en sus puestos de trabajo.

De esta forma el TWI Service crea en Diciembre de 1940 “How to prepare instructors to give intensive Job Instruction” (Como preparar formadores para impartir formación en el trabajo). A partir de todas las experiencias recabadas, en Noviembre de 1941 se lanza el definitivo “Job Instruction”, cuyo objetivo es el de instruir a los mandos intermedios y operarios cualificados de las empresas en cómo formar a otros. En Diciembre de 1942 se lanza el programa “Job Methods” (Métodos de trabajo) con el objetivo de producir mayores cantidades de productos de calidad en menos tiempo, haciendo el mejor uso del personal maquinaria y materiales disponibles. En Enero de 1943 TWI Service lanza el último de los programas originales “Job Relations”, para entrenar a los mandos intermedios en liderar a su equipo, y en hacer una mejor gestión de los conflictos laborales.

Los Resultados de TWI

Durante la II Guerra Mundial, 1.000.000 de mandos intermedios y operarios avanzados fueron formados en Job Instruction, 490.000 en Job Relations y 240.000 en Job Methods. Los resultados en las empresas fueron espectaculares, de forma que:

  • El 86% incremento su productividad al menos un 25%
  • El 100% redujeron el periodo de formación en al menos un 25%
  • El 55% redujeron el rechazo en al menos un 25%
  • El 100% redujeron las quejas de los empleados

Aparte de las cifras resumidas por el TWI Service, el hecho principal es que la II Guerra Mundial fue ganada por los aliados gracias a la inmensa capacidad de producción que generó la industria americana. La aportación que realizaron los programas desarrollados por TWI, tuvieron un impacto fundamental en el desarrollo de la capacidad de producción de la industria bélica.
TWI tras la II Guerra Mundial

Una vez finalizada la guerra, el Gobierno americano disuelve el TWI Service. Sin embargo, el programa es introducido con éxito en el país más insospechado. Al finalizar la guerra, Japón es un país completamente devastado. La capacidad de su tejido industrial se había reducido al menos del 10%. La falta de productos de primera necesidad, la falta de trabajo, y los disturbios, hacían temer al gobierno de ocupación americano la posibilidad del auge del comunismo en Japón. En el gobierno de ocupación había varias personas que habían formado parte del TWI Service y conocían el funcionamiento de los programas de entrenamiento. Se tradujeron los manuales al japonés y se comenzaron e impartir los cursos de la misma forma que se había hecho unos años antes en EE.UU.

Los programas de TWI Training Within Industry tuvieron una gran acogida e influencia en la industria japonesa, convirtiéndose en los pilares de los que hoy en día conocemos en Occidente como KAIZEN. La contribución que los programas TWI hicieron a la industria japonesa, y su influencia en el Kaizen y en el Lean Manufacturing, quedan plasmadas en el artículo escrito en el año 1993 por Alan G. Robinson y Dean M. Schroeder en la revista California Management Review, “Training, Continuous Improvement and Human Relations: The US TWI programs and the Japanese management style”. Especialmente significativo es la adopción por parte de Toyota de los programas TWI, que constituyen aún hoy en día los pilares de la formación de sus mandos intermedios.

A partir del año 2000, hay un redescubrimiento de los programas TWI en los Estados Unidos, desarrollándose diversos institutos para relanzar los programas. Especialmente significativos son las aportaciones del TWI Institute, liderado por Patrick Graupp y Robert Wrona, que han dado un importantísimo impulso a los programas TWI en los últimos años. Además desde el año 2010, los programas formativos de TWI, están siendo impartidos con éxito en España por parte de TWI ENTRENAMIENTO PARA PRODUCIR.

La metodología TWI

El objetivo de la metodología TWI es conseguir:

  • Un conocimiento profundo del puesto de trabajo
  • Un adecuado clima laboral
  • Una mejora continua de los métodos y procesos productivos

TWI entiende que la clave para conseguir estas tres condiciones pasa por los líderes de los equipos de trabajo: Supervisores, Jefes de equipo, Coordinadores, Jefes de Sección… Para ejercer la labor de supervisión de una forma efectiva, hay cinco puntos clave:

  1. CONOCIMIENTO DEL TRABAJO. Lo que hace que un negocio sea diferente de cualquier otro: maquinaria, procesos, materiales, herramientas, tecnología
  2. CONOCIMIENTO DE LAS RESPONSABILIDADES. Normas de empresa, regulaciones legales, costumbres, horarios, calendarios, jerarquías, objetivos…
  3. COMPETENCIA PARA FORMAR A OTROS. Ayuda a desarrollar trabajadores bien entrenados para:
    1. tener menos problemas de calidad
    2. tener menos accidentes
    3. menos daño en máquinas y herramientas
    4. mejor polivalencia en el equipo
    5. menor tiempo de formación para operarios nuevos
  4. COMPETENCIA EN MEJORAR LOS MÉTODOS DE TRABAJO. Trata del uso más eficiente del personal, maquinaria y herramientas, estudiando cada operación para combinar y redistribuir las operaciones simplificándola
  5. COMPETENCIA EN LIDERAR. Ayuda a mejorar la habilidad para trabajar con personas. Son los principios básicos que, aplicados diariamente consiguen mantener unas relaciones laborales fluidas y prevenir el conflicto. Cuando surja el conflicto, saber manejar la situación para minimizar el problema.

Los conocimientos del trabajo y las responsabilidades son distintas para cada empresa y deben ser impartidos por las empresas. Sin embargo las competencias son comunes a todas las empresas y sectores y la misión de TWI ENTRENAMIENTO PARA PRODUCIR es ayudar a los supervisores a desarrollar las competencias en Formar a otros, Mejorar los métodos de trabajo y Liderar.

¿Te ha gustado? Compártenos: