El cine y la literatura están plagados de visiones futuristas de nuestro mundo, unas más apocalípticas que otras. Son muchos los cineastas y escritores que han imaginado y plasmado en sus obras hipotéticas ciudades y sociedades del futuro.

 


Pero también existen aproximaciones al futuro más realistas. En 2007, Discovery Channel, realizó un documental llamado La Vida Dentro De 50 Años, que consta de tres capítulos: La Ciudad, El Cuerpo y El Mundo (aquí  puedes ver todos los vídeos). En este documental se exponen los nuevos avances tecnológicos que vivirá la humanidad en los próximos años, los descubrimientos que podrán estar al servicio de la salud, la futura forma de vida en las grandes ciudades y las grandes transformaciones que experimentará el mundo. El documental viaja al futuro basándose en las investigaciones de reconocidos expertos. En él participan científicos del Instituto tecnológico de Massachussets (MIT), del instituto Max Planck, del laboratorio nacional de Los Álamos, de la universidad Brown también en EEUU, del Fraunhofer Gesselshaft, en Alemania, etc. Cuenta además con los testimonios de expertos de la NASA, de científicos de Honda, Audi, Siemens, etc.

No es casualidad Discovery Channel dedique uno de los capítulos a las ciudades cuando trata de vislumbrar la vida dentro de 50 años. En 2007 el número de personas que vivía en las ciudades superó por primera vez a los habitantes de las zonas rurales. Hace un siglo solo existían 16 núcleos urbanos con más de un millón de habitantes. Actualmente existen 450 ciudades de más de un millón de habitantes en el mundo. De hecho, cada semana un millón de personas se muda a una zona urbana.

Diseñando la ciudad del futuro
Universidades, Ayuntamientos y empresas. Investigadores, políticos e ingenieros, arquitectos, informáticos… son los encargados de hacer realidad o no todas estas previsiones sobre el futuro de las ciudades.

Si hay algo que parece claro es que la tecnología estará en el centro de las ciudades del mañana. También resulta evidente que dos de los grandes objetivos que se persiguen en las urbes de los próximos años son:

  • Conseguir ciudades ecoeficientes en consumo de agua, electricidad y otros recursos. De hecho, los expertos sostienen que las casas solares y las poblaciones de emisiones cero serán la norma dentro de unos años.
  • Dotar de inteligencia a todo lo que nos rodea (edificios, coches, objetos…). El objetivo es unir la infraestructuras físicas existentes a los sistemas de información para poder anticipar acontecimientos y, de este modo, poder llevar a cabo una gestión más eficaz.

Veamos algunos ejemplos que ya se están poniendo en marcha en ambas áreas:


Ciudades inteligentes

  • Proyecto Integrated Utilities Bussines Systems de IBM. La compañía ha diseñado en Malta una red inteligente de abastecimiento de agua y electricidad. En la isla se han instalado 250.000 lectores integrados con programas de análisis en tiempo real para detectar y prevenir fugas de agua y energía.  El objetivo es el de ahorrar y administrar los recursos de forma automatizada.
  • Prevención de actos delictivos. Existen un buen número de iniciativas para reducir los índices de criminalidad en las ciudades. En  este artículo podéis encontrar algunos ejemplos. Como vemos en el artículo, en poco tiempo no sería extraño que una cámara pueda captar una imagen sospechosa, que un ordenador la analice y transmita una señal con coordenadas de posicionamiento al teléfono inteligente del policía más cercano.
  • Proyecto Siiur: farolas inteligentes. Es la hipótesis con la que juegan Endesa y un consorcio de 12 empresas y varios organismos, entre ellos la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC), que trabajan en conseguir una red de alumbrado autónoma, ecoeficiente y capaz de informar de su entorno. Además de autorregular el encendido y la intensidad de la luz en función de la hora del día o el número de peatones -lo que reduce el gasto energético-, las farolas informarán de la humedad, temperatura y contaminación exterior, e incluso del ruido y las vibraciones.

Ciudades eco-eficientes
•    Junto con HP, el Instituto de Arquitectura Avanzada de Cataluña organiza un concurso mundial para diseñar ciudades autosuficientes. Uno de los dos proyectos más ambiciosos que se han presentado al concurso es elde los americanos Rychiee Espinosa y Seth McDowell que propone crear espacios urbanos sobre el agua, utilizando ésta para generar energía limpia con la que propulsar el transporte público.
•    El proyecto de Masdar City es uno de los más ambiciosos en este sentido. Una metrópoli de 600 hectáreas en mitad del desierto, a menos de 20 kilómetros de Abu Dabi (Emiratos Árabes Unidos), con capacidad para albergar 50.000 habitantes, pero que no tendrá ni un solo coche (el transporte circulará mediante un sistema magnético) ni emitirá CO2. Toda la energía consumida será renovable, solar o eólica.

Songdo, la primera ciudad del futuro.
La surcoreana Songdo bien podría ser una ciudad del futuro, pero a día de hoy es ya una semi-realidad. Esta ciudad que ocupa seis kilómetros cuadrados está siendo construida  desde cero ganando terreno al mar. La multinacional Cisco es la compañía tecnológica que está detrás del proyecto y se está encargado de llenar cada edificio, objeto y esquina de sensores, fibra óptica y líneas de comunicación. La ciudad tendrá de una sala central de operaciones que será el “cerebro” de todo. Songdo será “ciudad ubicua”, donde todos los sistemas tecnológicos de tráfico, edificios, hospitales… estarán conectados entre sí. Tendrá rascacielos inteligentes, viviendas ecológicas y un enorme parque inspirado en el Central Park de Manhattan. El 40% de los edificios serán certificados como verdes. La ciudad emitirá un tercio menos de CO2 en comparación con otras grandes localidades.


Si te interesa la evolución que están sufriendo y van a experimentar nuestras ciudades en las próximas décadas, te recomendamos que estés pendiente de las novedades que vayamos publicando en nuestro Club de la Experencia, que en su primer año, tiene precisamente como temática las ciudades del futuro.