¿Es recomendable para cualquier empresa, por pequeña que sea, estar en Facebook (u otras redes)?  Personalmente creo que solo hay un motivo por el que una empresa no deba estar en una determinada red social: cuando su público objetivo no sea usuario de esa red. Es decir, cada empresa debe estar en aquellas redes sociales en las que estén sus potenciales clientes. 

[Img #3644]
Eso sí, no vale estar por estar. Tener una buena presencia en redes requiere tiempo, esfuerzo, un aprendizaje continuo… Por tanto, me desdigo, y afirmo que hay un segundo motivo para que una empresa no esté en redes: cuando no se disponga de la motivación, el tiempo o los recursos necesarios para estar.

Para paliar la falta de motivación, a continuación se exponen 10 razones por las que las empresas deben estar en la red, y si lo que nos faltan son conocimientos, os proponemos el taller Sácale partido a tu página de empresa en Facebook (y otras redes) que se impartirá en la Asociación en marzo y abril.

  • Imagen de marca. Tener presencia en redes sociales, una presencia cuidada y con una estrategia detrás, nos hace parecer a ojos de potenciales clientes más cercanos, abiertos y modernos. No debemos olvidar que, sobre todo, las generaciones más jóvenes desconfían de aquellas empresas cuya presencia en la red es nula o casi nula.
  • Facilita que te encuentren. Como hemos dicho en la entradilla de este mismo artículo, un negocio debe estar allí donde están sus clientes.  Algunos datos: Facebook, tiene 18 millones de usuarios solo en España, somos el tercer país del mundo con mayor penetración de Twitter y en LinkedIn ya hay registradas más de 60.000 empresas españolas. Y no debemos olvidar, que en las redes además de clientes  también podemos encontrar también proveedores, colaboradores, profesionales a los que emplear, etc.
  • Los consumidores buscan información en las redes sociales, antes de comprar un producto o elegir un servicio. El boca a boca ha traspasado las fronteras de la red, y cada vez son más los clientes que se fían y dejan guiar por los comentarios y recomendaciones que otros clientes publican en las redes sociales, blogs y foros.
  • Tráfico para tu página web. Un buen uso de las redes sociales se traduce invariablemente en más visitas a la web corporativa y a medida que aumentamos visitas, mejoramos nuestro posicionamiento en buscadores. Es decir, cada vez seremos más visibles y será más fácil encontrarnos en la red.
  • Conoce a tus clientes.  Internet te permite dialogar directamente con tus clientes y conocer de primera mano sus demandas y necesidades.
  • Ofrece una mejor atención al cliente. No olvides que el mejor prescriptor de tu producto o servicio es un cliente satisfecho. Gracias a las redes sociales podemos mantener un canal de comunicación directo y permanente con nuestros clientes.
  • Marketing Low Cost. No son muchas las PYMEs que pueden destinar grandes partidas presupuestarias a labores de marketing y comunicación. Con respecto a los medios tradicionales, las redes sociales ofrecen oportunidades de promoción mucho más económicas. Además, las redes sociales, nos permiten segmentar el público objetivo de nuestras campañas, de forma sencilla y detallada.
  • Alcance mundial. Da igual que un potencial cliente esté en el portal de al lado de tu negocio que en Japón, con tu presencia en redes sociales vas a poder llegar a él.
  • Prueba/ Error. Cuando realizamos una acción o campaña de marketing en redes sociales podemos ir conociendo sus resultados en tiempo e ir haciendo modificaciones sobre la marcha.
  • Saber qué opinan de nosotros. Es muy importante conocer la opinión real que nuestros clientes tienen sobre nuestros productos y servicios. Amparados en el anonimato de la red, muchos clientes se atreven a exponer públicamente sus comentarios y quejas. Esto no es malo, debemos pensar que una mala crítica en la web es una oportunidad de mejora.

En definitiva, las redes sociales ofrecen a las empresas, grandes y pequeñas, infinidad de opciones y oportunidades con un coste muy bajo. Solo es cuestión de proponérselo y de dedicarle tiempo y ganas. Y si, todavía no estás convencido, te animamos a que revises este artículo en el que puedes ver las conclusiones de dos informes sobre el uso que las PYMES españolas hicieron de las redes sociales en los años 2011 y 2013.