¿Es realmente posible separar la vida profesional de la personal cuando somos únicamente una persona? ¿Por qué seguimos definiendo con adjetivos más bien negativos el ámbito laboral e idealizamos el privado? ¿Cuál es la visión humana que debe imponerse en las organizaciones que realmente quieren innovar?

Con estas y otras preguntas para la reflexión, y tras un breve repaso a las experiencias pasadas de nuestro invitado, arrancaba el último Innova&acción de la temporada que en esta ocasión celebramos en el espacio La Casa de la Mar, situado a escasos metros de la playa de la Patacona, donde los asistentes pudieron intercambiar ideas de forma distendida con David Criado quien acompaña a las organizaciones en su transformación cultural.

“El único reto importante de una organización de hoy es lograr que ninguna persona necesite esperar el final de su jornada laboral para sentirse viva”, explicaba David al inicio de la jornada con la finalidad de introducir la necesidad de las empresas de centrarse, “de verdad”, en las personas y no sólo en procesos; esto es, de incorporar políticas realmente humanistas a las corporaciones.

La complejidad de esta nueva forma de gestión de personas es que exige una transformación cultural pues hasta ahora “las empresas no asumían -y la mayoría siguen sin hacerlo- que sus trabajadores tienen emociones”, es decir, no existe una gestión emocional en el ámbito laboral; “y no vale sólo con añadir la palabra personas a las áreas que manejan los recursos humanos”, comentaba con un guiño David.

Pero no toda responsabilidad recae en las empresas. Los trabajadores también tenemos que cambiar “el chip” pues esta idea tradicional de gestión de equipos responde también al comportamiento natural y extendido que tenemos los propios trabajadores: en el trabajo se habla de resultados, y en la vida personal de emociones y relaciones. ¿Es habitual que tus compañeros cuenten sus “dramas” y/o hazañas personales al llegar cada día a la oficina? Los menos son los que sí… porque nuestro concepto de profesional es un ser despojado de sentimientos que, pase lo que le pase, rinde igual. Como empleados tenemos la misión también de dotar de “sentido común también a nuestro YO profesional; dotarlo de humanidad”.

 “El único reto importante de una organización de hoy es lograr que ninguna persona necesite esperar el final de su jornada laboral para sentirse viva”

Para ello, según nuestro invitado, es imprescindible desdibujar la separación entre lo personal y lo profesional será posible solo con una gestión empresarial para que ni lo negativo se achaque al círculo profesional, y viceversa. “Una de las claves principales es empezar a medir la satisfacción y el rendimiento de otro modo, con otras métricas, si queremos realmente liderar personas”, explicaba. ¿Cómo? Podemos empezar a “medir resultados en base más a la sostenibilidad y no tanto a la rentabilidad”.

Podemos empezar a “medir resultados en base más a la sostenibilidad y no tanto a la rentabilidad”.

Marcaba el reloj poco más de las 10:15 horas cuando David invitó a los asistentes a formar un círculo con el que iniciar un diálogo fluido y directo en el que los miembros de Innova&acción respondieron a preguntas sobre los modelos de gestión que más favorecen su bienestar y desarrollo; sobre cómo separan, ¡si lo hacen!, las vidas personales y profesionales; qué se entiende por conciliación y cómo enfocarlo más hacia la corresponsabilidad familiar; cómo vemos la responsabilidad de cada uno y cuál es la que asignamos a los demás…

Una breve pausa para reponer energías y conversar con los demás, y la sesión continuó siendo un aporte continuo de ideas y perspectivas sobre cómo trabajadores y empresas pueden juntas mejorar su forma de gestionar personas mejorando así de verdad la rueda que impulsa el futuro y la innovación de las organizaciones.

Intercalando con estos momentos, David exponía una serie de ideas y conceptos que provienen de las diferentes corrientes filosóficas y escuelas de la vida para hacer ver a los participantes cómo debe ser entendida la nueva cultura organizacional, esa que dominará el futuro de aquellas empresas que realmente quieren hacer las cosas de forma relevantemente diferente

Y con este encuentro dinámico, filosófico y tan humano poníamos fin a la temporada de los encuentros Innova&acción antes de las vacaciones. ¡Recuerda que el Club reanuda su actividad tras el verano,  el próximo será el viernes 20 de septiembre, sesión en al que los asistentes aprenderán todo lo que necesitan saber para convertirse en verdaderos coolhunters!

Por el momento, os dejamos con la entrevista que le realizamos a David Criado. Y, si te has quedado con ganas de más, visita ATACAMA, el observatorio de Innova&acción en el que podrás encontrar la presentación de la sesión así como una entrevista más extensa a nuestro invitado.

2 Comments

Leave a Reply to Los cuatro estadios del desarrollo de un equipo según Bruce W. Tuckman: Forming, Storming, Norming y Performing – Camila Hurtado Cancel Reply